Aprovechando los días buenos

Algo que he aprendido viviendo con una persona con Trastorno bipolar es a disfrutar los días buenos, en los que su estado de ánimo les permite socializar, salir, hablar y dejar un poco la rutina. Esta semana ha sido algo así, nuestra relación de pareja no cambio radicalmente, pero si disfrute mucho de mi mujer, aquella con quien me case y de la que estoy enamorado. Ver películas, leer un buen libro, realizar trámites, planear a mediano o largo plazo, salir con los amigos. Esto es posible porque intentamos seguir las recomendaciones, una rutina diaria, medicación y poco de ejercicio. En estos momentos es cuando me olvido por completo de lo que nos ha ocasionado el trastorno como personas, como hijos y como pareja y nos divertimos más de lo normal, deja de existir ese silencio que nos acompaña cuando está deprimida y nos reímos por cualquier nimiedad. Sacamos los mejor de nuestras frases pícaras que nos hacern reír tanto y nos generan un buen humor. Normalmente suele ser buena nuestra relación, pero en estos días donde no hay pródromos, alarmas en mi cabeza, preocupaciones la sensación de alivio y bienestar es lo mejor que hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.