Aprovechando los días buenos

Algo que he aprendido viviendo con una persona con Trastorno bipolar es a disfrutar los días buenos, en los que su estado de ánimo les permite socializar, salir, hablar y dejar un poco la rutina. Esta semana ha sido algo así, nuestra relación de pareja no cambio radicalmente, pero si disfrute mucho de mi mujer, aquella con quien me case y de la que estoy enamorado. Ver películas, leer un buen libro, realizar trámites, planear a mediano o largo plazo, salir con los amigos. Esto es posible porque intentamos seguir las recomendaciones, una rutina diaria, medicación y poco de ejercicio. En estos momentos es cuando me olvido por completo de lo que nos ha ocasionado el trastorno como personas, como hijos y como pareja y nos divertimos más de lo normal, deja de existir ese silencio que nos acompaña cuando está deprimida y nos reímos por cualquier nimiedad. Sacamos los mejor de nuestras frases pícaras que nos hacern reír tanto y nos generan un buen humor. Normalmente suele ser buena nuestra relación, pero en estos días donde no hay pródromos, alarmas en mi cabeza, preocupaciones la sensación de alivio y bienestar es lo mejor que hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *