Siestas, ¿amigas o enemigas?

No estoy completamente seguro que el tomar una siesta sea bueno para el ánimo de un bipolar. No tengo nada en contra de ellas, aunque yo personalmente tampoco me gusta tomarlas, en primera porque no descanso igual y en segunda si me debo levantar por algo no puedo conicliar el sueño, entonces prefiero no hacerlo. Mi mujer no toma sista todos los días, trata de que no sea así, a menos que tuvieramos que acostarnos tarde o levantarnos temprano para hacer algo. También debemos procurar que las siestas no sean mayores a 2 horas, creo que con una hora de siesta se puede descansar y reponer un poco lo de ese día. He visto que cuando toma siesta y además a dormido unos 10 horas, su estado de ánimo esta decaído, al menos durante ese día, quizá no sea el detonante principal pero tampoco estoy seguro si quiero investigarlo. Por lo menos hoy, sólo dormirá una hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *