Ella trabaja, Él… en casa

Aquí estoy, no es que no trabaje, es que lo que hago en casa nadie me lo paga, por lo tanto trato de no generar más gasto si es que no voy a generar, por lo menos por ahora. Intento gastar poca agua al ducharme, si no es que ir mejor a la psiscina y ducharme ahí. Caminar en lugar de ir en autbus, a menos que las necesidades lo ameriten, utilizar lo menos posible la luz, utilizar el agua que guardamos de la ducha para el retrete, comer a mis horas y no estar picando entre comidas. Por otro lado en cuanto a labores de la casa se trata, intento en la medida de lo posible hacerlo por la mañana, asi me da tiempo de utilizar más el día, como la casa es pequeña en menos de una hora esta lista. Preparo la comida que comeré ese día y que Nic comerá al siguiente, es interesante que ahora me animo a hacer comidas que antes ni hubiera imaginado, puddin de esparragos con salmón, arroz con verduras, manzanas al horno, alubias estofadas, atún con garbanzos entre otros. Como no tenemos televisión aún, evito estar pegado a ella, sin embargo con el internet es difícil a veces despegarse sobre todo por lo que puedes estar mirando, correo, noticias, la wikipedia, este blog. La búsqueda de trabajo es activa, pero lleva poco tiempo buscar nuevas ofertas de trabajo e inscribirse, entre una y una hora y media, muchas se repiten de días anteriores y no es necesario volverse a inscribir. He acordado con Nic, tomar sólo 5 mg de Esertia, hace unos días no me sentía muy bien, no por que no tuviera trabajo, si no porque no sabía bien que hacer con mi vida. Y si bien ese sentimiento no ha cambiado mucho, la manera de ver las cosas es completamente distinta (gracias Neurotrasmisores!!), me he dejado de sentir miserable y tengo ganas de hacer cosas, ir a nadar por ejemplo y intentar seguir llavando a cabo el proyecto de la venta de plata. Puedo ser un buen amo de casa y lo demostraré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *