Fines de semana, mi descanso

Hemos llegado a un acuerdo, el tiempo que este en búsqueda de empleo yo me haré cargo de cocinar y la limpieza de la casa. Cocinar se refiere a desayuno, comida y cena, lo cual es una labor que además de tiempo requiere cierta memoria, experimentación y tiempo. Sin embargo, los sábados y domingos son mi día de descanso, ella cocina, y yo sólo tengo que ingeniármelas para saber que haremos. El fin de semana pasado fuimos a un parque cercano, lo cual ha sido tan tranquilizador como unas vacaciones. Hacia un muy buen tiempo, alrededor de 26 grados y corria un viento fresco. Preparamos sendos bocadillos, agua de jamaica, postre y nos llevamos nuestros libros. En el parque buscamos un buen árbol que proporcionara sombra, y nos pusimos a comer, después reposamos, ella incluso se durmió y después a leer. Es realmente económico, puesto que la comida la preparamos en casa, y uno puede escaparse de la realidad por unas horas, creo que estuvimos alrededor de tres, aunque a mi me parecieron seis. Lo recomiendo ampliamente para quienes buscan un momento de relajación sin gastar más.

El fin de semana anterior fuimos a una exposición sobre las obras de Diego Velázquez, fue muy interactiva y sólo de esa manera pueden hacer que personas como yo se lleven en la memoria algo que contar después.


En fin, creo que así deberían ser los matrimonios, un intercambio de tareas que puede ser implícito o explícito y que permita al otro tomar un descanso. Nunca habia menospreciado la labor de las amas de casa (como mi madre), pero a veces puede pasar desapercibida y créamenlo es un trabajo de tiempo completo. Nosotros somos dos y aún así requiere su tiempo.

2 opiniones en “Fines de semana, mi descanso”

  1. Supongo que para la gente como nosotros se trata de seguir adelante, todos los días. Que lo cuentes, de esta manera, es un regalo. Un abrazo, de otro bipolar.

    1. En ocasiones pienso que el hecho de saber que tienes una enfermedad mental, te hace todo el tiempo pensar en ella, más por lo que ocurre a diario por lo que puede llegar a ocurrir en algún momento. Se nos puede olvidar que es sólo una pequeña parte de nuestra vida cotidiana y nos exige ciertos parámetros, pero nada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *