Recomendación libro: La bipolaridad como un don. No comprarlo

Hace poco nos regalaron hace tiempo un libro titulado La bipolaridad como un Don: Como trasnformar la inestabilidad emocional en una bendición. Escrito por Eduardo H. Grecco editorial Continente-Pax. El cual intenta revelar lo bueno del Trastorno bipolar o deshilar lo más profundo de los estados de ánimo, intentado separar, clasificar o la verdad es que no tengo idea que es lo que cree que está haciendo porque la lectura es tan pesada, indigerible, inconclusa, rebuscada que no es posible entender nada.
Le di una segunda oportunidad, después de que Nic lo leyó hace varios meses, pero apenas logré terminar el primer capítulo, porque realmente es indescrifrable.He de confesar que no leí todo, ni tengo la intención. Sin embargo, esta es sólo una opinión y una recomendación sobre los libros que buscan sacar provecho de las enfermedades y que realmente aportan poco, en otro post haré un resumen de dos cuadros que venían en el libro, referentes a la depresión y la manía: los síntomas, que para los que estamos en este mundo deben ser poco más que sabidos.

Asi que mi recomendación es: ¡No lo compren! Si pueden leerlo en la librería (sin pagarlo), o en la biblioteca (sin sacarlo), háganlo, y ustedes tendrán la última palabra.

26 opiniones en “Recomendación libro: La bipolaridad como un don. No comprarlo”

  1. Corrijo, era “Dar gracias por tener sida” del libro Sufrir sin Sufrir, de un autor crístiano (lo que a muchos les dará urticaría) pero una lectura analítica de su postura es bástante recomendable. No recomiendo eso sí leer el libro puesto que es simplemente un libro cristiano y hay otros autores más interesantes. Sin embargo reflexionen la postura de la bipolaridad como trastorno o condición y no como enfermedad. No le tengan miedo al suicidio, no es la concecuencia necesaria de la bipolaridad, no tiene por que serla, tampoco la impuslividad maniaca. Es más pesado, pero no nos hace “anormales” solo diferentes.

    La visión psiquiatrica esta sobrevalorada (y muchos psiquiatras lo saben) la lista de enfermedades se actualiza frecuentemente y no es por “mejoras” sino por cambios de visión o epistemología, Filosofía al fin y al cabo.

  2. Bueno yo leí el libro y debo decir que el problema es del lector, no lo digo con intención de ofender, trabajo en una librería y se que muchos libros no calzan con las capacidades y formas de lecturas de diferentes personas.

    El uso de ciertas terapias alternativas no me escandaliza, una promimente psiquiatra en mi país, respetada por su quehacer clínico y científico, recomienda el uso de Flores de Bach.

    Por el lado del “Don”…. Mm… Yo he visto personas agradeciendo por tener cancer, es una forma diferente de enfrentar la enfermedad. Aquellos que viven traumatizados por su trastorno bipolar jamás seran libres. “Yo soy bipolar” para mí es como decir “Yo soy alto”, decir “no se lo deseo a nadie” es rídiculo, es vivir victimizado.

    Los farmacos y el tratamiento externo están bien para ciertas personas, pero yo lo deje, sufrí mucho pero ahora, y gracias a este libro o a ciertas ideas de él, soy capaz de vivir mis sintomas y sobreponerme a ellos. Sin embargo, y bajo mi experiencia, si no créen ser capaces de luchar y llevar su bipolaridad, no lo hagan. La idea de que la bipolaridad es una “enfermedad” es muy nociva porque llama a la victimización, siendo un mero trastorno se piensa de otra manera, obviamente es un trastorno que puede traer malas consecuencias, allí cada uno ve donde le apreta el zapato, pero trás leer varios libros de neurociencia descubrí que meterse en la quimica del cerebro y creer que eso no afecta la personalidad es un cuento de hadas, como tambiém he aprendido que tratar trastornos así tratando de meterse solo con fármacos no soluciona el problema (yo ahora soy capaz de una tremenda fuerza de voluntad, creo que sería capaz de muchas cosas más con ella si no fuera bipolar, pero jamás la habría alcanzado sin serlo)

    Por otra parte está bien documentado que grandes científicos, artístas y filósofos han padecido el Trastorno Bipolar y han hecho grandes obras. No han vivido la mejor de las vidas eso sí.

    Mi opinión, si son capaces lean el libro, Si no les gusta el camino de Grecco busquen otro (asistidos siempre, siempre siempre) pero el tipo tiene un objetivo bien lucido. Yo no me trataría con él, pero la nobleza obliga a reconocer su gran aproximación al trastorno

    En todo caso no quiero sonar pedante, lo importante es siempre ser pragmáticos, conozco a una persona que usa Marihuana y le da buenos resultados, incluso su terapeuta lo reconocio a pesar de no ser de su agrado y le recomendo seguir. Muchos doctores tambiém recomiendan actividades físicas y otras cosas.

    También, y no puedo dejar de repetirlo, si no se sienten capaces no lo hagan, sigan con tratamientos normales, pragmatismo (que admito en cierta medida es pre-científico) y no cientificismo es lo que hay que buscar en la medicina (a pesar de que le visión de la medicina científica ha sido un aporte, el fin no es el progreso sino el paciente).

  3. Estimados, se me ha echo muchísimo más pesado leerlos a Uds. que ha Grecco. El sí es Bipolar y el libro lo escribe desde su mirada frente a la condición, soy bipolar desde que salí del vientre materno y si bien tengo malos momentos…terribles a veces, también tengo buenos y maravillosos otras…Así está construida la vida!!! No somos muy distintos a los demás, todos sufren, tambalean, se entregan al dolor o a los excesos, sin tener diagnostico alguno!! Hay quienes están peor y otros viven felices. Entonces…que nos hace diferentes??? Creo que es la capacidad de ver la realidad así tal cual es, para mí es un Don, ahora que no lo sepamos manejar y nos abrume, sin saber que pasa, no es culpa de lo que somos, es que nos resistimos a aceptarlo. Jamás dejaremos de ser quienes somos colegas míos!! somos y seremos Bipolares siempre. Y no tiene nada de malo! Vamos que se puede!!!

  4. Acabo de terminar de leer el libro y la verdad me dejo con un sabor agridulce. Lo busque por algun tiempo y cuando finalmente me lo mostraron me parecio pequeño muy breve, pero aun asi lo compre ilusionado con encontrar lo que dice la portada “transformar la inestabilidad en una bendicion”. Y pues la primera mitad llega a hacer una descripcion (que uno quiere creer que en verdad como dice es un don) con la que uno se llega a identificar, que debo decir si que me gusto.
    Pero llegando casi al final me decepciono tremendamente.
    Las primeras terapias posibles que menciona me trajeron abajo la credibilidad del autor (al menos su parte cientifica o de investigacion),
    Por “remedios naturales” yo pienso en hierbas con las que hacer infusiones (cosas que uno aprende de los abuelos), no funcionan al 100% como tratamiento exclusivo pero por experiencia propia se que ayudan cuando menos a relajarse y dormir mejor pues al fin y al cabo muchas plantas fueron la base para producir los farmacos (dicho sea de paso recomiendo la valeriana y hierba de san juan para dormir bien).
    Pero ¿homeopatia? ¿aromaterapia? hasta menciona magnetoterapia(!) como una posibilidad; sobre todo la homeopatia que me parece una de las peores pseudociencias.
    Aunque recordando bien lo que no me gusto en verdad fue llegar a la parte que tanto esperaba, el que hacer para “sanar” y encontrarme con un “proximamente…”. O sea en vano compre el libro, me senti estafado, lo que pone la portada de “como transformar…” deberia ser mas honesto y cambiado a “una descripcion de…”.
    En fin, debi haber buscado mas reseñas y opiniones como este sitio, pero creo que lo compre como tantas cosas en una fase maniaca en las que me junto de cosillas que luego digo ¡que &#$@ estaba pensando!
    Saludos y exitos.

  5. La verdad no me enorgullece ser bipolar, tener alucinaciones es lo peor y que te traten de loca queria leer este libro pero por sus coment y no lo encuentro en pdf no lo leere ya me apagaron. Quiero leer Bipolar memorias de un estado de animo por favor quien lo tenga en pdf envienmelo a mi correo es de una abogada cherry algo asi mi correo es evma0126@hotmail.com gracias de antemano

  6. yo soy bipolar y agradesco a Dios porque naci asi, soy muy creatiba , ingeniosa , afectiva y conosco las personas como son, en la mirada y gestos, se que esto es un don , el aprender a hacer nuevas cosas me entusiasma, miro la ropa y la hado despues con mis propias manos, tengo la gracia de trabajar el cuero yo diseños mis propias carteras, claro que cuando no quiero estar con nadie me encierro en mi piesa y cominezo a hablar con mi Dios jesucristo, y luego se me pasa . estoy feliz asi como soy. marcela paz

    1. Hola Marcela Gracias por escribir,
      Justo estoy leyendo un libro que se llama De la Euforia a la Tristeza, escrito por Francesc Colom y Eduard Vieta, editorial la esfera de los libros. En el que transcriben la entrevista de un psiquiatra y una paciente referente al tema de la creatividad y la inspiración, que dice así:

      – Paciente: Creo que, si en el fondo me resisto a tomar este medicamente, es porque no quiero cambiar mi forma de ser. Ser bipolar puede ser un palo, pero también tiene cosas muy positivas. En mi caso, por ejemplo, ser bipolar me permite instpirarme y escribir cosas muy bonitas. Incluso he publicado algunos de mis poemas en una revista. Yo no quiero que el tratamiento me quite eso.
      – Terapeuta: HAces bien. Pero el tratamiento no te va a cambiar la forma de ser, ya que ese no es su objetivo: el tratamiento que estás tomando va a mejorar tu trastorno bipolar, y el trastorno bipolar no es parte de tu identidad, sino una enfermedad que padeces.
      – Paciente: Si y no. Yo siempre he sido bipolar. Es parte de mí.
      – Terapeuta: Tu no≪eres≫ bipolar. Es absurdo reducir tu identidad a un diagnóstico psiquiátrico o de cualquier otra enfermedad. Tu no ≪eres≫ bipolar, sino que ≪padeces≫ un trastorno bipolar.

      – Terapeuta: ¿Tu creatividad es tuya o es de tu enfermedad?
      – Paciente: Es difícil decirlo; hasta ahora siempre nos he visto a ambas cosas como inseparables.
      – Terapeuta: ¿Has escrito cosas estando maníaca o deprimida?
      – Paciente: Estando maníaca, un montón. Estando deprimida, no tanto. Si estoy muy deprimida no puedo moverme, si estoy un poquito deprimida escribo. Y creo que lo que escribo está bastante bien.
      – Terapeuta: ¿Que tal están las cosas que has escrito estando maniaca?
      – Paciente: La mayoría no las entiendo cuando las leo después. Son surrealistas. Pero cuando estoy alta me parecen geniales. Generalmente, escribo mejor cuando estoy o normal o un poco baja…

      Esta parte creo que resume bastante bien la diferencia que hay en padecer una enfermedad y que la enfermedad se integre con nuestra personalidad. Yo lo encuentro muy similar, si se me permite la metáfora, con Venom cuando se aloja en el cuerpo de Spiderman.

      Spiderman vs. Venom - Colored

      Un saludo
      Adrián

  7. Aquí estoy otra vez,al final voy a ser un pesado.Hay un cómic que se llama “El día de la victoria”de Guillermo Carandini,es autobiográfico y trata el tema del tbp(mejor con minúsculas para no hacerlo más grande),a mi me gustó.Se puede encontrar en tiendas especializadas de c´mics y creo que en la casa del libro encargándolo.

  8. Buen, bueno, bueno.Al final me voy aficionar al blog.Mi novia con tbp,se enganchó a los libros del señor Grecco.Creo que leyó casi todos ,siguió sus indicaciones,e incluso hizo un par de cursos(o algo parecido)con él en Madrid.Yo leí el del Don y en ése momento no me pareció mal,aunque mi memoria falla bastante.En los cursos,el señor decía que era bipolar,es posible.Si es verdad que ami chica le sirvió temporalmente porque le daba esperanza.Ya no lo lee,a pesar de que durante más de un año estuvo en contacto con él por mail.Yo el don no lo veo.No soy creyente y no creo en los milagros(sin ánimo de ofender).Estoy a punto de tirar la toalla tras 8 años.Gracias

    1. Hola Jose, gracias por escribir,
      al final yo creo que todas las opiniones son válidas, y mientras a uno se sirva, da igual si eres cristiano, musulmán, judío, si crees en las flores de bach, en brujería, en placebos o la 3ª generación de antidepresivos, lo importante es creer y aferrarse a que te pueda ayudar, y si te ayuda a salir de hoyo, ha cumplido su función.
      Un saludo
      Adrián

  9. Yo tengo el libro, es cierto no es una lectura ligera, pero ¿ Eso significa que es malo ? Vi un comentario que decía que era espiritista y en parte puede tomarse de esa forma, ¿Es malo que sea espiritista? Tomando en cuenta que Carl Jung definia la psicología como la ciencia del alma.
    Yo tengo bipolaridad de hace 4 años y créanme que no descarto este libro para nada. Estoy empezando a dejar los medicamentos y me será de gran apoyo el plan de vida que plantea. Compañeros bipolares abran los ojos… no se cierren al libro de Grecco, Si quieren vivir seguir con el sufrimiento sigan lo mismo que han hecho siempre para “estar bien” Si quieren sanarse de verdad les recomiendo que vean otras alternativas, como la que plantea Grecco en su libro. No digo que sea LA solución absoluta, solo digo que puede ser el comienzo a cambiar la visión de la bipolaridad, para abrir nuestra mente a más opciones.

    1. Es malo porque:

      – La bipolaridad no es un don, es una condición que para si nadie quisiera… ¿acaso es un don que durante un episodio maniaco depresivo las personas rompan con sus familias, sus parejas, sus trabajos, dilapiden su patrimonio, y tengan un riesgo de suicidio significativamente mayor que la población general?
      – Plantearse dejar la medicación es una decisión que viene acompañada de un peligro inmediato para quien lo hace y para los que están a su alrededor. Lamentablemente es lo único que funciona.
      – Creo que es una irresponsabilidad defender obras así. Aparte el defender estos pseudorremedios y visiones de este trastorno es un síntoma de que la enfermedad no se ha aceptado ni asumido, con todo lo que ello conlleva.

      1. Tu visión esta errada y hay varios médicos que discreparían contigo. La medicina sigue cierto pensamiento mágico, el pragmatismo, si es peligroso seguir un tratamiento sobre el que no se sabe mucho, pero si da resultados cualquier doctor lo recomendaría, puesto que el paciente es la prioridad, y los medicamentos también fallan.

        Ahora obviamente todos los pacientes son diferentes, y si a tí la medicación te funciona no la dejes. Pero me parece irresponsable descartar la obra de Grecco, y me parece triste que tu trastorno te convierta en una victima, yo se de lo que hablo pués lo padecí. Aunque de nuevo, si a ti te gusta o te da pereza cambiar, no lo hagas. Dejar los medicamentos es tedioso y difícil, pero en mi opinión personal, y todos somos diferentes, es grandioso el resultado e incluso el proceso me enseño cierta suerte de paciencia.

    2. Hola Natalia,
      creo que no podemos estar cerrados a las opiniones de las personas, lo que si debemos hacer es tomar los precaución, porque lo que le sirve a una persona puede ser contraproducente para otra. No estamos en contra de los espiritistas, cada uno tiene derecho a creer lo que quiera, pero hay HECHOS que no pueden negarse como es el hecho de que la medicación si ayuda a prevenir las recaídas. Lo que estoy seguro también es que se sabe muy poco sobre la enfermedad, se sabe más sobre la esquizofrenia y muchas otras enfermedades mentales. ¿Porque? Pues quizá por que no es rentable para las farmacéuticas, quienes son de las que más invierten en investigación.

      Te mando un saludo
      Adrián

  10. Soy bipolar diagnosticada desde hace 6 años.. La verdad no he leído el libro pero se agradece que alguien intente mostrar un lado más positivo de la bipolaridad.. Generalmente se habla de lo terrible que es vivir así y todo eso.. Así que se agradece la intención.. 🙂

  11. Creo que siempre hay que creer en algo y tener la esperanza de sí ser bipolar es curable o si podemos vivir más amena y productiva nuestra vida, y lo que el doctor Grecco intenta decirnos es que no nos dejemos vencer, es como un libro de superacion personal, y si el con toda su experiencia y estudios, además de sus reconocimiento y premios nos da esa esperanza, pues para mi es muy inteligente que haya escrito esos libros, no sean pesimistas y si ni lo entienden investiguen más y verán que hay otros Doctores reconocidos que has desarrollado métodos diferentes a los tradicionales y han funcionado, tal es el caso de el Doctor Patch Adams, son historias reales!!!

  12. Considero que sería conveniente ver el historial y el curriculum del autor yo creo que es su mejor carta de recomendación independientemente de las valoraciones subjetivas – validas, claro está – que cada uno pueda tener. Si su vida es un desastre y no edificante creo que no habria mas que hablar mas si es lo contrario habria que reconsiderar las valoraciones. Aqui les comparto algunos datos acerca de él, a quien personalmente conozco.

    Eduardo H. Grecco nació en la Argentina y reside actualmente en México. Grecco realizó estudios en Psicoanálisis, disciplina que enseñó durante varios años.
    A la par que se capacitaba en la visión y el pensamiento estructuralista cursó seminarios de Psicología junguiana, Psicología transpersonal, Bioenergética y Lectura Emocional del Cuerpo.
    Fue docente universitario, en la especialidad de Psicopatología, y publicó, en esa época, varios libros y monografías científicas sobre el tema.
    Es reconocido, internacionalmente, como destacado maestro de la Terapia Floral.
    Fue presidente de la Asociación Iberoamericana de Terapeutas Florales y valorado experto mundial en esencias florales, y como tal, lleva varios años impartiendo cursos y conferencias, principalmente en Argentina, Chile, Italia, México, Costa Rica, Cuba, Nicaragua, EEUU y España, y anteriormente en Brasil, Uruguay, Perú, Venezuela y Colombia, donde ha dirigido seminarios sobre temas de su especialidad.

    En el año 2002 recibió el Premio Internacional de Naturopatía “Benedict Lust”.
    Sus investigaciones se han materializado en mas de 60 libros tales como
    Los afectos están para ser sentidos,
    Muertes inesperadas,
    La bipolaridad como don,
    Despertando el don bipolar,
    ¿Quien se ha subido a mi hamaca?,
    Volver a Jung,
    El legado del Dr. Edward Bach,
    Edward Bach: la luz que nunca se apaga,
    Jung y flores de Bach; Terapia floral y psicopatología;
    Sexo, amor y esencias florales ( Ediciones Continente)
    Sexualidad, erotismo y vínculos de amor,
    Hecho y proceso diagnóstico en la Terapia Floral (Ed. Índigo),
    Hecho y proceso prescriptivo. Doctrina y estrategia (Ed. Indigo).

  13. Hola, he leido este libro y aparte de ser una pesadez, el simple hecho de que se atreva a nombrar a los remedios naturales como algo efectivo me parece muy poco serio, aparte de por supuesto el título. Un saludo.

  14. Uf! yo esto lo veo como una cruz, así que si alguien me da una chispita de luz para que pueda verlo como un don ojalá lo consiga ver así. Aunque agradezco el haber podido leer sus comentarios para no hacerme tantas ilusiones, pues la verdad es que el título en sí es bastante chocante, sobretodo teniendo en cuenta lo que sufrimos este trastorno. Ojalá todos y todas podamos llegar a un medio equilibrio que nos hagan más llevadera el paso por esta vida.

  15. Soy bipolar tipo II y exploto todos sus beneficios(espirituales y emocionales), me sorprende que alguien tuvo el valor de hacer un trabajo, ya que ni los mismos bipolares se atreven a aceptar que pueden sacar provecho de esto, solo se sumergen en autocompasión y se victimizan… muchos bipolare hemos tenido intentos de suicidios que terminan en una clinica y con el psiquiatra forzados a tomar medicamentos que nos inhiben de una forma muy negativa casi destructiva y todos hemos tenidos grandes exitos por la hipomanía de igual forma, no hay necesidad de victimizarnos.

    Gracias por el aporte, veré que tanto comparto, y si logro descifrarlo hehehe, porque en realidad son pocas las personas “normales” que entienden nuestra forma retorcida y subjetiva de ver la realidad.

    1. Hola D. Castellanos, gracias por leernos y escribir,
      eso no lo discuto, el valor, el esfuerzo de escribir un libro, no digo ya acerca del Trastorno Bipolar, sino de cualquier tema, tiene su mérito y no todos somos capaces o nos arriesgamos a hacerlo. Sin embargo desde mi punto de vista, el contenido de este libro y la forma en como describe su propia vivencia del trastorno bipolar se me hace demasiado “espiritista”, y otra cosa o yo no lo entendí (Ni Nic que también lo leyó) o el autor no se explicaba correctamente. En fin, a mí no me ha gustado nada, sin embargo cada quien tendrá su opinión una vez que lo lea.

      Con gusto esperamos tus comentarios una vez que lo leas y ojalá tengamos opiniones distintas.
      Un saludo
      Adrián

      1. Sin pretender juzgar a nadie, pues no me creo capaz permítame corregirle: tono “espiritual”, no “espiritista” (eufemismo de “medium”). La espiritualidad no es incompatible con ninguna enfermedad, si bien se necesita a veces una guía firme y clara, normalmente una persona, para poder mantener una relación clara con nuestras ideas más íntimas.
        Por muy ateo que nadie se identifique, todo ser humano busca una respuesta “superior” o “metafísica” a determinados asuntos. Negar esta evidencia es como rechazar una extremidad. Sí, hay gente que desea amputarse un brazo… No seré yo quien diga si se debe dejar un brazo en su sitio o no a nadie, ni tampoco qué tipo de desarrollo espiritual/religioso/profundo debe tener cada cual. Pero sí les puedo hablar del valor que hace falta para superar el miedo y la vergüenza a admitir que esto forma parte de uno mismo. Y si ustedes tuvieron el valor de admitir una “enfermedad” de este tipo, créanme que no necesitan más valor para buscar horizontes nuevos.
        Nada es un don ni una maldición, depende de cómo decidamos vivirlo, por muy duro que sea, siempre que se busque ser feliz y se aleje uno de la lamentación.

        atte. Una enferma “rehabilitada” con una vida mucho más normal que antes 😉

  16. pues yo se lo regale a mi novio que es bipolar,porque asu vez a mi me lo regalo una amiga que sabia que mi novio era bipolar,total yo me lo lei y bueno algo constructivo es aunque puede que poco realista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *