Podría no durar para siempre

Vivir con TAB no es sencillo ni para los cuidadores ni para los usuarios (adoro este término), pero para nosotros que lo tenemos, no tenemos otra opcion que vivir con el día a día; pero es increíble cuando nos topamos con gente que esta dispuesta a lidiar con nosotros, amarnos y entendernos en nuestra enfermedad. No puedo decir que sea mucha la gente que nos encontremos, pero podemos considerarnos afortunados si al menos encontramos una sola persona capaz de acompañarnos en nuestra vida.
En mi caso puedo decir que he encontrado a mi esposo, un hombre que si bien no es perfecto, es un hombre maravilloso, me ama incondicionalmente y se ha comprometido en cuerpo, mente y alma conmigo. Desde un inicio le confese mi enfermedad y lo que conllevaba estar conmigo, decidí confesarle la verdad desde el inicio por si decidía correr antes de que terminaramos más enamorados y eligió quedarse.
Se ha involucrado en mi enfermedad conociéndola a fondo con la simple finalidad de que nuestro matrimonio funcione.
Nunca nos hemos jurado amor eterno, nunca nos hemos jurado que nos vamos a amar por siempre, nunca nos hemos dicho que vamos a estar juntos por siempre, porque no lo sabemos… la verdad es que no sabemos nada a ciencia cierta. No sabemos si yo seguiré viva o si me terminaré suicidando o si el se terminará cansando de mi enfermedad y se terminara yendo. Lo único que nos hemos prometido es que día a día haremos lo posible por amarnos más, por entendernos por vivir día a día, por disfrutar los buenos momentos, por luchar, por su parte por aprender para entender el TAB y yo por mi parte no sé si algun dia me haré daño, pero puedo prometerle que me tomaré mis medicinas, que seré lo mas estricta con mis rutinas, que lo obedeceré cuando me diga que hacer, que me internaré cuando sea necesario y que día a día valoraré el esfuerzo que el hace por mí y que siempre, siempre lo amaré más porque se lo mucho vale y lo afortunada que soy.

Nic

7 opiniones en “Podría no durar para siempre”

  1. hola, soy bipolar y mi pareja pareciera que no quiere comprender mi situacion, hace oidos sordos a mi explicacion del porque debo tomar medicinas, aunque desde que le hablo mi psiquiatra un poco ha cambiado, sin embargo despues de dar a luz a nuestra segunda bebe pareciera que le calza grande el estar conmigo y nuestros hijos, viene a casa tarde pretextando trabajo (del cual no se si sera cierto o no pues antes me ha sido infiel y ya no confio de lo que me dice) no se si decirle de frente que se sincere conmigo y ya separarnos o si son imaginaciones mias (no estoy tomando mi medicamento para dar de lactar a la bebe), mis padres me apoyan pero creo se estan cansando de que el no este en casa, no se si independizarme o quedarme porque no tengo nada seguro con mi esposo ahora, como manejan el tema de las inseguridades y requerimientos cuando se esta en etapa depresiva?? espero sigan juntos mucho tiempo mas

  2. Wow que afortunados son ustedes, yo tengo 54 años y soy bipolar, tengo una hija bipolar y con retardo mental tiene 25 años y un hijo bipolar con ansiedad generalizada, tiene 32 años, pero sinceramente y perdone por decirlo muchas veces la vida me sabe a mierda. Ah, tambien tengo esposo, tiene un retardo muy leve y no se que mas pero ahi ha estado aguantando conmigo, odiandome el 90% del tiempo.

  3. ………con todos los respetos, me parece a mí que esta idea de crear un blog de vuestra situación matrimonial no hace más que alimentar la hoguera de la mente de Nic, aunque a primera vista le parezce una ayuda o un desahogo.Entendiendo que el trastorno bipolar es un trastorno del funcionamiento de la mente, o como lo define Freud un trastorno del EGO, en la manía soy lo mejor y en la depresión soy lo peor, siempre referido a mi EGO.Pienso que un camino válido es el de trascender la mente, puesto es lo que no funciona correctament con tecnicas de meditación o de observación de ésta, como puede ser el VEDANTA ADVAITA o la experiencia de la no-dualidad, estado de consciencia sin pensamientos 8por lo tanto eliminamos la mente que funciona bipolarmente con pensamientos maniacos o depresivos y así evitamos la identificación con ella,fuente del problema)……..Siempre se compara al trastorno bipolar con diabetes en el sentido de que ambos son un trastorno biologico en el que en uno necesitamos insulina, sustancia que genera el propio páncreas y por su defecto sse le suministra exteriormente y en el otro el defecto está en el termostato del ánimo, pero no creo que la verdadera solución sea administar litio (mineral en proporciones bajisimas en un persona normal) u otro ácido.Pueden ser válidos en los casos de que el paciente no tenga un nivel de conciencia apto para poder hacer el trabajo de no identificación con esta mente trastornada…no sé apuesto por otras vias de convivencia con esta enfermedad y la he encontrado en la no-dualidad, sin más , un saludo de un bipolar reconocido pero no identificado…gracias

  4. Hace unos días mi novio me confesó que es bipolar, me dijo que no me lo había contado antes porque no estaba seguro de que así fuera, pero supongo que dentro de él sabía que aún no había aceptado su enfermedad. Afortunadamente, a pesar de que está en un momento económico no muy favorable, decidió comenzar su tratamiento y ya acudió con un psquiatra, quien lo tranquilizó, le prescribió sus medicamentos y además le pidió que acuda con un psicólogo, con quien trabajarán conjuntamente. Al fin, se siente mucho más estable y queda habituarse a los efectos y a su nuevo estilo de vida. Por mi parte (resulta que soy psicóloga) he tratado de no preocuparlo más de la cuenta con mi manera de afrontarlo, sólo que de repente me llega la inseguridad al saber todos los efectos secundarios. Sin embargo, nunca he dudado que quiero seguir a su lado y, como dicen ustedes, tener claro que hay que llevar las cosas día a día sin desconocer lo que podría suceder y para sobrellevarlo de la mejor forma, dando lo mejor de sí.
    La verdad me siento abrumada todavía por la noticia, pero le he dejado claro que es mi decisión acompañarlo en esto y hacer todo lo que mis capacidades me permitan, aunque tampoco nos podemos prometer una historia eterna de cuento pero sí un “paso a paso” muy auténtico y entregado. Confío en que logremos lo mejor para nosotros.
    Saludos y gracias por el blog!

    1. Hola Lili, gracias por leernos y escribir,
      No debe ser nada fácil el aceptar y luego exponer a una persona cercana a ti que tienes una vulnerabilidad. Me imagino que necesitas mucho valor y necesitas estar relativamente seguro de que esa persona no te rechazará o se alejará de tí.

      Recuerdo que cuando Nic me confesó que padecía de Depresión, (que en ese momento aún no estaba diagnosticada de Trastorno Bipolar tipo II), estabamos en el coche justo acababa de apagarlo después de haber salido, era un día lluvioso de tarde de fin de semana y fue a los pocos días de comenzar a vivir juntos. De lo que recuerdo es que me dijo que “Tenía que decirme algo, antes de que yo me diera cuenta por mi mismo”, porque la vería tomando pastillas y en ocasiones no tan bien. Me dijo que sufría de Depresión a lo que yo le contesté con una pregunta “¿Tengo que preocuparme por mi mismo de algo?” Ella me dijo “No”. “-Ok-” Me quedé en shock y aunque no tenía de idea sobre lo que pudiera ser ni en que me pudiera afectar, decidí que podríamos llevar una vida juntos.

      Lo que hemos descubierto en cuanto a llevar el Trastorno Bipolar en pareja es que necesita muchisima más comunicación, mas compenetración y más sinceridad, lo cual es bueno para el matrimonio. No es nada fácil, pero tampoco es imposible, uno escoge el modo en que ve la vida, y como dicen el 90% de lo que nos pasa es fruto de nuestras acciones y reacciones. Así que si tu quieres y estás dispuesta a estar con tu novio, adelante. Disfrútalo.
      Un saludo y un abrazo.
      Adrián.

  5. Tengo un novio muy bondadoso… sin embargo creo que ya está cansado de mí. Al parecer no puede identificar mis estados y cree que se me da por molestarlo, hacer reclamos o quedarme pasiva ante la vida.
    No sé cómo explicarle mi enfermedad, porque cuando lo hago, se estresa y no puede escucharme. Dice que no es que no quiera, sino que “no puede”.
    Tampoco entiende lo que significa el término “manía”. Aunque le he explicado mil veces, no me escucha lo suficiente y se queda con los prejuicios alrededor de la palabra. No tiene ni idea de lo que es y como está estresado a mí se me pasan las ganas de explicarle más. He tenido 3 intentos de suicidio, y ni siquiera por eso él trata de entender mejor mi enfermedad, y sin embargo tampoco se va de mi lado.
    Estoy muy preocupada. Creo que él terminará la relación. Creo que está esperando que se me pase la depresión para dejarme.
    X

    1. Me gustaría poderte decir una fórmula mágica para explicarle a tu novio lo que tenemos y que lo comprendiera, pero desgraciadamente en nuestra vida nos topamos con personas que no comprenderán esto o que simplemente no estarán dispuestos a hacerlo. No sé en qué consista, si en que no quieren o que de verdad no pueden. Sea cual fuere la razón, tenemos que seguir adelante y rodearnos de personas que si nos comprendan y que más que nada, que estén dispuestos a luchar a nuestro lado.
      Un abrazo
      Nic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *