Risoterapia. Chistes 1

En este post, Risoterapia: Recopilación de chistes de matrimonios.

De vez en cuando esta bien dedicar momentos a reírse, yo tengo algunas páginas en mis favoritos que veo cada semana y así puedo desestresarme y olvidarme por un momento de todo. Tambien estoy sucrito al chiste diario de la página http://www.chistes.com no siempre son buenos pero voy a recopilar aquí algunos de los mejores relacionados con el Matirmonio.

En un coche iba una pareja de casados, pero iban peleados, al pasar frente a una granja el novio vio unos cochinitos y le dijo a la mujer:
– ¿Familiares tuyos?
Y ella le contestó:
– ¡Sí, mis suegros!

———

Estaba el marido viendo la televisión, y llega su mujer y le empieza a contar lo que había hecho en el día. El marido le dice:
– Sabes mi amor, cuando oigo tu voz, recuerdo el mar.
Y la esposa muy emocionada le pregunta:
– ¿Por qué mi voz te recuerda el mar?
Y el marido le responde:
– Porque tu voz me marea.

———

María, ¡que felices éramos hace 15 años!
– Pero si no nos conocíamos.
– Por eso, María, por eso.

———

– Una pareja se acaba de casar, y a las dos semanas la chica se pone a cantar y el esposo se asoma a la ventana. Entonces la mujer le dice:
¿Por qué cuando canto te asomas a la ventana?
Y el marido le dice:
Para que no piensen que te estoy pegando…

———

Mientras desayunan, le dice la mujer al marido en tono de reclamo:
– ¿Sabes?, anoche, cuando dormías, me estabas insultando.
– ¿Y quién te ha dicho que dormía?

———

Le dice la esposa al marido:
– Mi amor, ¿Qué quieres que sea el bebé, Niño o niña?
– Y el esposo le contesta:
– Sólo quiero que sea mío y no del vecino.

———

2 opiniones en “Risoterapia. Chistes 1”

  1. Apenas voy viendo tu blog. Gracias por compartir con todos tu sentir. Mi esposa es bipolar tambien, se siente bien recibir tantos consejos y ver que no estas solo en esto….

    saludos y un abrazo enorme!

    1. Si, tambien para mi, es reconfortante saber que estoy “tan solo” en este barco. Me motiva compartir aquello que nos ha funcionado tanto con el Trastorno Bipolar como en el matrimonio, que ninguno de los dos es fácil, y ponerme del lado de los que dicen: sabes, que mi mujer tenga trastorno bipolar no es tan malo como suena. También me gusta compartir lo que no nos ha funcionado, para que no se sigan cometiendo los mismos errores, sino se puedan cometer otros y así ir aprendiendo, por este camino se anda paso a pasito. Gracias por escribir, todas las experiencias son bienvenidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *