Verano cambio de Régimen

Ahora desde que ha inciado el verano Nic y yo hemos cambiado el régimen, principalmente la comida y la cena. Con el calor que viene haciendo desde hace un mes, además de que el apetito que tenemos es menor, sobre todo por las mañanas, que estábamos acostumbrados a hacer un desayuno más bien fuerte, ahora ha venido a menos, un vaso de leche y un par de huevos estrellados generalmente es más que suficiente y cuando variamos pocas veces nos lo podemos acabar, yo creo que es por el calor, que no apetece y que en lo personal siento que me lleno con muy poco.
En la comida es un tanto parecido, de comer un primero y un segundo con postre (en casa la mayoría de las veces), ahora nos ha venido mejor una ensalada y unos 100 grs de carne, y por la noche otro tanto de ensalada (algunas veces), pero es suficiente. También comemos menos entre comidas, antes un pan con nutela, un yogurth o un croissant, ahora casi no lo hacemos. Nic incluso ha bajado un poco más, desde aquella bajada de peso espectacular dejando el Depakine Chrono, y si bien aún no hace ejercicio periódicamente, ya tiene pagado el trimestre del gimnasio, sólo falta que lo aproveche.
Aunque ahora hemos dejado de padecer estreñimiento, es increíble como el organismo se adapta después de algunos días al cambio de alimentos, los dos la pasamos mejor. Ha dejado de sentirse esa pesadez después de comer que te obliga a tomar una siesta o a permanencer sentado unos minutos más. Ahora nos sentimos más ligeros, espero que podamos seguir así, aún no convertirnos en vegetarianos, pero sí disminuir el consumo de carne semanal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *