Visita psiquiatra. 26-jul-2010

En esta visita no he podido acompañar a Nic. Llevo escasas 3 semanas en el trabajo y ya he pedido un permiso para ir a una cita de oftalmología hace una semana. Es la primera vez que no voy desde que vivo con Nic, espero para la siguiente que será dentro de un mes y medio poder ir. La cita le tocó un lunes a las 12:30, rara vez pasa en punto, siempre hay un poco de retraso, pero cada vez va siendo mayor, en esta ocasión logró ver a la psiaquiatra adjunta hasta las 2 de la tarde, hora y media después de lo que indica la cita, que se concertó hace un mes. Según me contó había un poco más de gente de lo habitual, pero me parece que los servicios de salud pública más en el área de psiquiatría, están justos sino es que comenzándose a saturar. Hemos escuchado historias que incluso no hay camas para los usuarios que se enceuntran en una crisis y que requieren ser internados, y algunos consideran la opción de usar servicios privados. En oftalmología, por ejemplo, la cita me tocó 9:15, llegué también justo a la hora y había unas 100 personas en la sala de espera, entre acompañantes y usuarios, deposité mi cita en la urna y esperé a que me llamarán. Me llamaron alrededor de 9:40, bastante rápido y hay al menos 10 consultorios para todos los pacientes, lo cual es bastante justo. Estoy a favor lo que he leído que se hará pronto, que el gobierno informará en las hojas entregadas al usuario el costo de la consulta, porque al ser completamente gratuita estoy seguro que algunos se aprovechan de ello y van más de lo que irían si tuvieran que pagarlo. Lo primero que hizo la psiquiatra fue preguntarle por mí, a lo que el siguiente comentario fue ¿y cómo vamos a saber que estás bien? En broma, mientras me contaba, le decía que su credibilidad es nula con la psiquiatra, porque suele responder ella que “está bien”, pero en una cita mensual los detalles son los importantes. Menos mal que me preguntó por la mañana que “que debía preguntar”, no se lo dije pero le envíe un mensaje que decía textualmente “Dile que has bajado de peso, que se te retrasa la regla, que tienes diarrea, que esta semana has estado más etable. Es de lo que me acuerdo. Te quiero. Insístele en algún método anticonceptivo”. Entre la medicación, el calor y ahora el nuevo régimen de una ensalada y menos carne, ha bajado de peso. La regla dado que ha dejado el anticonceptivo Nuvaring y que no puede tomar ningún otro porque pierde eficacia por el Topamax, la regla se le ha venido irregularizando en tiempo y forma, pero no hay nada que hacer. Un poco de diarrea, que más bien es 0 estreñimiento, nuestro sistema digestivo esta funcionando bastante bien con tanta fibra, un par de veces al día hay que ir a “hacer del cuerpo”. La dosis que lleva ahora la ha estabilizado y afortunadamente no se la han cambiado: 25mg de Seroquel Prolong, 150 mg de Topamax, 5 mg de Esertia. Respecto al método anticonceptivo, no nos queda otro que los de barrera, o sea el condón, no nos van los hormonales, el DIU puede acarrear complicaciones (infecciones) peligrosas para las mujeres que no han sido madres aún y no queremos un definitivo pues nos queremos esperar 2 años para tener un bebé. Así que sólo queda el condon, aunque no nos guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *