Episodio depresivo superado. La pérdida de memoria, una alarma.

El miércoles no fue precisamente el día más activo, de hecho se durmió prácticamente toda la mañana. Aunque se levantó a las 9 y me acompañó al trabajo al regresar alrededor de las 10:30 se durmió hasta prácticamente las 2 y media que llegué.

Por la tarde, ya con un sentimiento de culpa, se puso a hacer un mandil, que le va quedando bastante bien por cierto, y le falta muy poco para terminarlo.

El jueves y viernes no fueron tampoco los días más activos. Si me acompañaba al trabajo y realizaba las actividades de la lista, pero sabía yo que no estaba al 100%. Había algo que le preocupaba y a mí también: la pérdida de memoria.

Le costaba recordar cosas que habíamos hecho o visto, que habíamos hablado, incluso hasta nuestro propia dirección. Así que por ella misma comenzó a buscar que hacer. Primero me llevó a una tienda de chinos a ver si encontrábamos un juego de memoria, ya que estábamos ahí me dijo que buscar. Afortunadamente no había y le dije que lo mejor era hacer ejercicios por el ordenador.

Ella le gusta jugar el sudoku, el buscaminas, juegos de cartas como el solitario (y similares), y hay una página de juegos, gran parte de ella gratuita que le entretiene. La página es www.pocap.com; en particular juegos de palabras y aquellos en general que requieran cierto esfuerzo mental. Ella nota muchas veces los cambios de su estado de ánimo por los resultados, la puntuación o la dificultad que tiene para jugarlos.

Otra página a la que yo estoy suscrito y ella ha llegado a usar, aunque muy poco, es www.lumosity.com, la versión en español es http://i.lumosity.com/es/info/home, con casi los mismos juegos. Aquí se lleva un registro del progreso diario, semanal y mensual que suma habilidades de flexibilidad, memoria, atención, rapidez y resolución de problemas. Aunque este si que es de pago y no es lo más económico, 80€ al año, la verdad es que vale mucho la pena.

Algo más que se nos ocurrió probar es una serie de juegos de Nintendo DS, como el Brain Age, en la página de Nintendo hay muchos más Juegos educativos, pero también implica un gasto extra y sobre todo, que en verdad le dedique unos minutos al día, TODOS LOS DÍAS. Creo que todos en la medida en la que envejecemos vamos olvidando muchos recuerdos, pero la suma de la enfermedad y la medicación puede ser una combinación desastroza a lo largo de los años. No me quiero imaginar dentro de 30 o 40 años que ella ni siquiera pueda recordar mi nombre.

3 opiniones en “Episodio depresivo superado. La pérdida de memoria, una alarma.”

  1. Hola, mi madre es bipolar y con el tiempo he ido notando que cuando está eufórica, por ejemplo, no recuerda cosas que han pasado o le hemos dicho mientras estava depresiva y al revés. Una vez me presentó a una amiga tres veces la misma semana… y cosas así.
    Yo digo que és como si tuviera dos memórias, una para cada estado de ánimo… Les sucede ésto a ustedes también?

    Voy leyendo el blog y la verdad, me está ayudando mucho.

    1. Hola Annette, cuando tengo episodios ya sea depresivos o hipomaniacos
      siempre tengo pérdidas de memoria. En muchas ocasiones me han
      ocasionado algunos problemas, olvido como llegar a casa, olvido qué
      he hecho, con quién he estado y cosas que han pasado.
      Normalmente suelo ser una persona de mala memoria, y con la
      medicación se me ha agravado, pero en los episodios suele ser una
      cosa tremenda, no puedo recordar casi ni mi nombre, a bipolares que
      conozco también les suele pasar, así es que sé que no es tan extraño.
      Saludos!
      Nic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *