Ni loca ni cuerda, tan solo bipolar…

He estado pensando y pensando los pros y los contras e ser bipolar y de finalmente, tener una enfermedad mental. Sinceramente creo que las personas han subestimado el poder de ser un enfermo mental y lo interesante que puede llegar a ser.

Hace tiempo leí en un artículo “10 razones por las que es bueno tener una enfermedad mental”, hablaba sobre que uno aprende a valorar a las personas que tiene a su alrededor, que cuida más su salud y cosas por el estilo.

Sin intención alguna de contradecir al autor de aquella nota me atrevo a proponer mis propias 5 razones por las cuales es increíble tener una enfermedad mental:

1. Hagas lo que hagas siempre te mirarán extraño, cualquier actitud que tengas ya sea normal o un poco exagerada siempre serás vista con recelo, así es que podemos actuar como nos venga en gana!! finalmente somos enfermos mentales y cualquier actitud es considerada normal en nosotros!!

2. No importa lo que vistas, si combina, es loco, atrevido o demasiado fachoso, somos enfermos mentales y todos lo entenderán… viva la extravagancia!!

3. No necesitamos de un porro u otras cosas para estar drogados, con nuestros medicamentos tenemos suficiente, quien no me lo crea debería probar el ácido valpróico con un antidepresivo fuerte, los antipsicóticos y demás… sientes que vuelas! Aparte podemos ir dopados al trabajo y con permiso de los jefes!!

4. En las fiestas no podemos tomar alcohol por las medicinas, pero no las necesitamos!! para empezar estamos ya dopados y segunda, podemos armar el desmadre que queramos porque somos enfermos mentales y cualquier exceso nos es perdonado!!

5. Podemos burlarnos de nuestra enfermedad, contar los mejores chistes de enfermos mentales y decirle a cualquiera que parece enfermo mental, sin temor de herir a nadie (más que al interesado) y disfrutar cómo se asustan del comentario tan sólo por venir de nosotros… como si fuéramos contagiosos!

Finalmente después de preguntarme porqué no nací normal como mi hermano, he llegado a la conclusión que si no tuviera esta enfermedad no me hubiera divertido tanto a lo largo de mi vida y que a pesar de las cosas desagradables que me ha hecho pasar esta enfermedad, si volviera a nacer elegiría de nuevo ser bipolar.

Nic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *