Sin parar

Antier me dieron de alta, fue de verdad hace dos días? creo que aún me pierdo un poco con la relación de los días. El punto es que pensaba tomármelo con calma. Tenía pensado dedicarme un poco a descansar hacer los pendientes que tenía, buscar trabajo porque ya no renovaron el contrato por la baja médica que me tomé y ahora resulta que a tres días de el alta ya he terminado todos los pendientes. Simplemente no puedo parar, soy una máquina. Lo que pasó en las dos semanas que estuve de baja no puedo recordarlo, creo que simplemente estuve en piloto automático, tan solo estuve haciendo cosas rutinarias, cosas que debía hacer para mantenerme viva, alimentada, limpia y poco más, pero estos días al fin me siento llena de energía ya no me duerme el medicamento, al fin mi memoria ha vuelto! y me siento mejor que nunca.

Estos días me la he pasado en chinga (como decimos en México), simplemente no he parado, me despierto temprano, voy de un lado a otro, hago papeles pendientes, hago la compra mantengo limpia la casa hago de comer, hago manualidades, voy al gimnasio y termino agotada.

Me comienza a desesperar que me detenga el tiempo y mi cuerpo, me desespera que el día tenga tan pocas horas y que me canse y ya no pueda seguir. En las noches me cuesta trabajo dormir porque se me ocurren más y más cosas que podría hacer y que sería genial que pudiera llevar a cabo si mi cuerpo no estuviera tan cansado, porque mi mente esta bien, pero mi cuerpo es el que ya no puede más.

Nic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *