Estigma: Desinformación gracias a la Televisión

Esta semana por casualidad, ya que no lo sigo realmente, vi CSI: Las Vegas. Se trataba de una asesino en serie que mataba a sus víctimas supuestamente al azar. Él dibujaba un rostro en una hoja y la persona que tuviera la mala fortuna de parecerse a su “bosquejo” era la víctima. Después de 3 muertes, los “detectives” dieron con el perfil psicológico, y concluyeron que tenía esquizofrenia y algunos traumas psicológicos. Al conjeturar que tenía esquizofrenia fue como – ¿Que haremos con él?– – ¡Volverá a matar! – y similares. Me dio la impresión de que realmente no les pasaba por la cabeza que es una enfermedad tratable y sobre todo sentí como estigmatizaban a las enfermedades mentales. Toda la culpa es de la televisión, porque verdaderamente desinforma. Para quien nunca ha estado “relativamente” cerca de la enfermedad es difícil que sepa de que va. Incluso para uno mismo, sin la información adecuada es difícil que la entendamos.

En el blog de el navegante bipolar existe una entrada con un par de vídeos relativos al estigma social http://elnavegantebipolar.blogspot.com/2010/10/el-estigma-social-y-la-enfermedad.html

Uno mismo como familiar o bien como persona afectada por el Trastorno Bipolar, debe ser la fuente de información para aquellos que nos rodean. No estoy diciendo que uno deba llevar una pegatina con el lema ¡Yo tengo Trastorno Bipolar!, pero creo que a la familia y amigos es necesario hablarles con naturalidad y a su debido tiempo. Creo que el decirlo de una manera natural y una vez que ya haya una relación un poco más que superficial es posible ir quitando los estigmas. Siempre aclarando e informando de la mejor manera, no sólo dejarlo al aire. No nos debe dar vergüenza, ni hacernos sentir menos, porque no es algo que uno decida. Es como estar malo del corazón, tener diabetes o ser alérgico. Creo que en la medida en que la población que nunca ha convivido con el TAB comience a ver que son personas comunes y corrientes y no sólo estadísticas, ese estigma irá disminuyendo gradualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *