¿Falta de atención o pérdidas de memoria?

Desde niña nunca fui especialmente buena con la memoria. En la escuela mis mejores asignaturas eran siempre las matemáticas, física, química y todas aquellas que requirieran más de lógica que de memoria. Las que peor pasaba y que siempre terminaba pasando por los pelos eran historia y geografía. Nunca me gustó la historia, eso de recordar nombres de personas y fechas se me complicaba en exceso, a duras penas lograba recordar los nombres de mis familiares y sus fechas de cumpleaños como para tener que recordar los nombres de los héroes de la patria y las fechas en las que se partieron a golpes con sin fín de países.

Cuando conozco gente me cuesta mucho trabajo recordar a la gente, tanto su cara como su nombre a menos que tengan algún rasgo que me llame mucho la atención. También me suele pasar mucho que conozco muy bien a una persona, puedo llegar a conocerla durante mucho tiempo pero en un lugar específico, por ejemplo en la escuela, recuerdo su nombre y su vida entera: y si después veo a la misma persona pero en otro lugar distinto me cuesta trabajo recordar de dónde la conozco, sé que conozco a esa persona pero no logro recordar de dónde y no recuerdo su nombre. Eso me pasa muy seguido. En una ocasión vimos en el super a un hombre, cuando lo vi sabía que lo conocía pero no sabía de dónde, llegó nos saludó y no podía recordar de dónde. Al rato de restregarme la cabeza sin recordar ya Adrián se apiadó de mi y me dijo que era el guardia que nos abría la reja del fraccionamiento donde vivíamos, ese lugar en donde todos los días, durante 2 años, al menos dos veces al día habíamos visto a ese hombre.

En la universidad fue cuando me di cuenta que yo no recordaba los nombres de nadie de mi carrera mientras que todos se sabían mi nombre, aunque nunca comprendí porqué. Por esas fechas era muy aislada, nunca hablaba con nadie. En una ocasión, caminando por el estacionamiento hacia mi coche se me acercó una chica, me llamó por mi nombre, cuando la vi juro que era la primera vez que la había visto. Me pidió mis apuntes de una materia. Supongo que debí poner cara de “y tú quien eres?” porque la chica me dijo “no tienes ni idea de quien soy verdad?”, le dije que no, que nunca la había visto, pero que si ella me conocía tan bien como para seguirme por todo el estacionamiento y llamarme por mi nombre es que ella sí me conocía y fácilmente me podría encontrar para devolverme mis apuntes. La chica se enfureció, me dijo que llevábamos 6 semestres en el mismo salón y que cómo era posible que nunca la hubiera visto en mi vida, se dio la media vuelta y se fue. En los días siguientes me fijé y efectivamente estaba en todas mis clases. Cabe señalar que para esas alturas en la carrera ya sólo quedábamos 30 estudiantes, los mismos en todas las materias.

Una vez en el trabajo me presenté a una misma persona dos veces en una misma semana. Un día llego una persona con la que tenía que trabajar todo el día. Estuve con él desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, creo que hasta comimos juntos. Ese primer día llegaron y me lo presentaron. Estuvimos todo el día trabajando juntos. A los pocos días regresó para otra cosa y cuando estaba en la puerta y escuché su nombre se me hizo conocido el nombre. Lo vi y no se me hizo conocido en lo absoluto, así es que me levanté y me presenté “hola soy Nic, mucho gusto”, el hombre se quedó pasmado, mirándome con cara de “esta loca que le pasa”. Me dijo que si no lo recordaba, con mi mirada le dije todo. Se molestó muchísimo, me dijo que cómo era posible que no lo recordara, que habíamos estado trabajando todo un día juntos hacía apenas unos pocos días. Joder, yo recordaba que había estado trabajando con alguien pero sinceramente no relacionaba su cara con la persona con quien había estado trabajando. Le pedí disculpas. De ahí en adelante cada vez que llegaba, antes que yo dijera algo me decía “no te vuelvas a presentar que ya nos conocemos”

Un tiempo tuve una asistente que sabía de mi problema para recordar a la gente y que me salvó de montón de penas al recordar a la gente. Cada vez que llegaba una persona a saludarme salía en mi rescate. En muchas ocasiones llegaba gente a la oficina, me saludaba de un beso y abrazo, yo me quedaba helada porque no tenía ni idea de quien era, en ese momento salía a mi rescate mi querida asistente quien decía alguna frase excelente de “hola Fulano, de seguro vienes por el asunto de X cosa”, entonces yo ya podía respirar porque ya sabía quien era y porque venia y me saludaba.

Mi falla de memoria con las caras y nombres nunca me ha dificultado hacer mi trabajo, porque aunque no relaciono a la gente con su cara si relaciono los nombres con situaciones y tengo buena memoria para lo relacionado con mi trabajo, aparte que suelo apuntarlo todo porque no suelo confiar en nada a mi memoria, por si acaso.

Mi querido Dr. U no le solía dar importancia a mis pérdidas de memoria, decía que es falta de atención, en parte si que debe serlo, pero he vivido ciertas cosas que no creo que sean falta de atención. He olvidado cómo llegar a casa, estoy en la calle y reconozco la calle pero no sé como llegar, no sé para dónde ir, simplemente no lo recuerdo, eso me suele pasar más cuando tengo episodios.

Cuando estoy en un episodio depresivo o maniaco no suelo recordar lo que hice o dije en esos días, me sorprendo mucho cuando Adrián o mis amigos me dicen que dije o hice ciertas cosas. En el último episodio depresivo una amiga me dijo “es que casi te quedas dormida en el bus”, me sorprendí mucho, no sólo no recuerdo haberme estado durmiendo en el bus, no recuerdo haber estado en el bus y no recuerdo haber estado con ella!!!

Ya había comentado que una vez olvidé mi nombre, estaba hablando por teléfono y cuando me lo preguntaron lo olvidé, si hubiera sido por mi hubiera dicho el nombre de la chica que tenía en frente, porque el de ella si lo recordé.

El peor olvido lo tuve un día en el que olvidé todo, fue lo más horrible. Estaba en una biblioteca, estaba en el piso de abajo (-1) buscando un libro. De pronto lo olvidé todo, pero todo; no sólo olvidé mi nombre y dónde estaba sino también qué estaba viendo, veía cosas veía imágenes que eran los libros pero no sabía que eran, sentía terror y quise salir de ahí, no supe cómo, comencé a caminar y sólo vi colores y colores pero no sabía que era nada. En eso ya pude reconocer unas escaleras que subían a la salida, subí y salí. Algo comenzó a pitar y un policía me detuvo. Traía un libro en las manos que era el que estaba viendo. Me lo quitaron y como estaba llorando no sé que dije o qué pasó. Me salí a la calle. tardé mucho en encontrar mi coche que estaba aparcado justo enfrente de la librería. Me metí en el coche y me quedé un buen rato ahí llorando ya recuperándome del susto y ya recordando todo. El olvido completo duró poco realmente pero me asusté mucho. Cuando eso sucedió no estaba en crisis.

Nic

7 opiniones en “¿Falta de atención o pérdidas de memoria?”

  1. Mi problema es q me cuesta recordar direcciones para aprender a llegar a un lugar tengo q pasar mil veces y si es muy complicado se me hace complicadisimo, vivo en un pueblo pequeño y me da pena reconocer q no lo conosco solo las calles principales xq lo demas me olvido como si no hubiera vivido hay toda la vida, hasta un lugar pequeño como un centro comercial me pierdo y eso q he ido muchisimas veces me da mucha verguenza, yo asocio mi problema a que de niña sufri mucho de ataques epilepticos y por hay pues muchas neuronas dejan de funcionar

  2. El deficit o deterioro cognitivo en algo que suele suceder en la mayoría de los casos de TAB. Podemos evitarlos no, lastimosamente esta es una enfermedad degenerativa que no solo afecta nuestra mente sino también a nuestro cuerpo. Pero si podemos hacer que su evolución sea mas lenta. Cada ves que no nos tomamos los medicamentos, entramos en crisis, tenemos una recaida, hacemos que el deficit tome fuerza.

  3. hay alguna medicación q ayude con este problema ya q consulte con algunos especialistas y me dicen q no es nada q va a pasr sufro de hase mucho tiempo con el problema y ya me canse

    1. Hola Oscar gracias por leernos y escribir,
      Probablemente haya alguna medicación para mejorar la memoria, a estas alturas alguien ya la ha debido de haber inventado o bien eso nos podría hacer creer. Nic solía sufrir durante temporadas mala memoria, en las que no recordaba cosas que había hecho 2 o 3 días a atrás. De lo que habíamos hablado o de lo que dijimos que haríamos. Películas que había visto o incluso personas que le habían presentado y con las que había estado trabajando.
      Uno de los principales motivos, creo yo, de la perdida de memoria es la depresión. Al estar deprimido grabas menos recuerdos en tu cerebro y tampoco puedes acceder a ellos, probablemente por La sinapsis que re ralentiza.
      Lo que le ha servido a Nic tanto para mejorar su memoria como para saber si esta bien, es hacer ejercicios y juegos de memoria. En internet hay muchísimos, una de las mejores paginas que he encontrado es http://www.lumosity.com. A la que. Estuvimos suscritos por algún tiempo y realmente puedes ver mejoras en los resultados. Esa es de pago, pero habrá otras gratuitas y no deben ser solo de memoria, sino en general de desafío mental. Tienes crucigramas, juegos de cartas, hemos querido comprarnos una Nintendo DS y algunos juegos que desafíos mentales, pero hasta el día de hoy no lo hemos hecho. Podrías probar eso a ver que tal te va.
      Un saludo
      Adrian

  4. Hola ,tengo las mismas crisis que tu, acabo de perderma al ir manejando de vuelta a mi casa por media hora ,hasta que al fin me dejo la crisis y mi memoria volvio ,tambien aveces no reconozco las formas de objetos etc .en relidad me encuentro un poco depresiva ya que nose en que va a terminar ,mi problema es un tumor cerebral que no puedo operar…………
    Saludos
    Karina

  5. Hola Nic. Recientemente me han diagnosticado por completo el trastorno bipolar, aunque llevo tomando reguladores de ánimo hace 4 años, y antipsicóticos hace 3 años.
    He notado que justamente, hace unos 3 años, he perdido mucho la memoria, pero no para imágenes ni para situaciones, sino solamente para recordar el nombre de las cosas (objetos concretos pero también cosas abstractas, como sentimientos o adjetivos) y personas. Me pasa muy seguido y en ese momento solamente me queda describir detalladamente la cosa o la persona, para que los demás me puedan comprender.
    Es una situación muy penosa y triste. Quisiera saber si tienes idea de cómo empezaste a perder la memoria, ¿después de cuánto tiempo de enferma perdiste la memoria?
    Muchas gracias y suerte.
    X

    1. La mayor parte de la pérdida de memoria que tengo es que olvido la cara y los nombres de las personas, de eso ya bastante tiempo, la verdad no sabría decir cuanto, pero va en aumento. Y recientemente olvido los nombres de las cosas, como dices tú termino describiendo las cosas para darme a entender. De eso si ya como dos años que ha ido empeorando. Las otras pérdidas de memoria como no saber regresar a casa, olvidar mi nombre, olvidar que he hecho un día y demás pues tendrán como unos 3 años si no mal recuerdo (ja!)
      Lo que ahora he descubierto es que cuando estoy hipomaniaca soy una máquina de recuerdos! Tengo una memoria impresionante. Lo malo es que sólo dura mientras estoy en el episodio.
      Saludos
      Nic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *