Tener o no tener hijos. Lo que Ella piensa

Mi madre tuvo a mi hermano cuando tenía 17 años y a mi cuando cumplió los 20. Aunque ella se casó embarazada y tuvo una vida muy difícil, yo siempre tuve la ilusión de ser una madre joven. Me encantó la manera en la que mi madre nos educó a mi hermano y a mi, siempre tuvo el tiempo y la energía para estar con nosotros y para jugar, y eso siempre se lo atribuí a su corta edad al tenernos.

Mi ilusión era convertirme en madre entre los 20 y 25 años, pero cuando llegué a esa edad me di cuenta que no estaba lo suficientemente preparada para serlo, primero porque no tenía los medios para mantener económicamente a nadie, incluyéndome a mi misma y segundo porque ni siquiera estaba segura de que iba a seguir con vida.

Con el paso de los años estaba segura de que si seguía viva me iba a convertir en madre, tenía esa ilusión, o al menos pensaba que eso era lo que me mantenía viva. No tenía la ilusión de encontrar al hombre de mi vida, esa idea la había desechado hacía tiempo antes, creo que desde que me di cuenta de la realidad del matrimonio de mis padres y del matrimonio de mi hermano.

Pero tampoco por esas edades en las que soñaba constantemente con convertirme en madre tenía el conocimiento de que tenía una enfermedad mental, sabía que algo andaba mal, pero no sabía lo que era.

Ahora el planteamiento es completamente diferente, he encontrado al amor de mi vida, soy feliz y no necesito complementos. Sé que tengo una enfermedad mental que es hereditaria y que no quisiera que nadie a quien amo la sufriera, no quisiera que nadie sintiera ese dolor desgarrador que se siente en el alma al estar deprimido.

Tengo la oportunidad de pasar el resto de nuestro matrimonio cuidándolo, dándole la totalidad de mi atención.

No sabemos si nuestro matrimonio va a durar para siempre… y que pasaría si no dura? me quedaría yo con un niño? podría yo ser responsable de un crío? que pasaría si entro en una crisis? y si se lo lleva él, me sentiría como la peor de las madres, como una incompetente, una fracasada.

Y si no tenemos hijos, de que nos estaríamos perdiendo?

¿Será bipolar? ¿podremos controlarlo? ¿se repetirá la historia? Adrián está seguro que como conocemos la enfermedad es más probable que veamos los síntomas a tiempo, pero siempre queda la ceguera de padres de “mi hijo no tiene nada”

No cabe duda que es una de las decisiones más complicadas de tomar, plantea muchas preguntas y muchas dudas. Lo que tenemos mu claro es que es una decisión que tenemos que tomar en un par de años como máximo. Después de ese tiempo o nos quedaremos embarazados o nos esterilizaremos porque no podemos seguir arriesgándonos.

Algo que me ha llamado mucho la atención es que hace unos días Adrián me ha dicho que si no quiero tener hijos simplemente me opere o haga algo que es mi decisión, que es mi cuerpo. Pero en este tipo de decisiones es cosa de dos, no es que sea mi matriz, es algo de ambos, esta bien que sea mi cuerpo, pero es algo que nos atañe a ambos, no sólo yo puedo decidir, estaría dentro de mi 9 meses, pero sería nuestro hijo que cuidaríamos en conjunto el resto de nuestra vida. Así es que no es algo que sea MI matriz o TU esperma, es NUESTRA DECISION.

Nic

1 opinión en “Tener o no tener hijos. Lo que Ella piensa”

  1. Es muy complicado este tema, Nic, sin embargo la naturaleza me facilitó la decisión en cierta forma, pues por mi biología pierdo mis embarazos. Podría seguir un tratamiento, pero con mi esposo hemos pensado lo mismo sobre heredar el TAB, yo me muero si un hijo mío hereda esta condición, yo sabría lo que pasa por su mente cuando tenga una crisis, podría sentir su desesperación y su dolor y sólo podría rezar para que se empeñe en seguir acompañándonos.
    La decisión fue relativamente fácil, como te contaba, pero ahora pasa que tengo hermanas, han sido madres y yo juego con mis sobrinos. Amo mi vida de casada, de independiente, pero no dejo de pensar a veces que en el grupo de mis sobrinos faltan mis hijos. Mi corazón se encoje al ver a mis pequeños tan iguales a mis hermanas, incluso hay uno igual a mi. Me pregunto si debería esforzarme y ser madre, me pregunto también si mejor me quedo como estoy.
    Yo comprendo tus motivos sobre este tema, por favor, toma mis palabras como las de alguien que te cuenta su historia. No hay nada más en eso. Sólo las de una mujer que parece que no estaba tan completa como pensaba.
    Carolina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *