Vida diferente, comida diferente

Ahora que estoy en casa y que me ha tocado estar a cargo de la alimentación de la familia me ha dado por hacer la comida lo más artesanal posible. He intentado no comprar la comida ya hecha, sino comprar solamente los insumos como harinas, vegetales, especias, leguminosas y productos frescos para preparar la comida lo más sano posible. Me he dado a la tarea de aprender a hacer la comida tradicional de mi país, esa comida que en mi propio país nunca aprendí a hacer y que nunca imaginé que cocinaría algún día. Ahora hago tortillas, gorditas y empanadas. También ya comencé a aprender a hacer masa para pizza con excelentes resultados, comida japonesa y próximamente comenzaré a hacer pan.

Ya comencé mi propio cultivo de ajos. Contra todo pronóstico las plantas están creciendo día a día, ahora deseo tener mi cultivo de hierbas aromáticas para complementar mi cocina.

Uno de los propósitos que tenía al dejar la cuidad donde vivíamos era cambiar totalmente el estilo de vida que llevábamos, estaba cansada de vivir acelerada, de llevar una vida tan “enlatada” por así decirlo, esa vida que todos llevan, esa vida preconcebida en la que todos viven de igual manera, todos se levantan a la misma hora, corren como hormigas al trabajo, trabajan sin descanso durante todo el día, se alimentan de comida basura y sólo regresan a sus casas para postrarse ante el televisor esperando que llegue el siguiente día para hacer exactamente la misma rutina. Para mi desgracia conviví con muchas personas así y me llegué a convertir en una de ellas.

Ahora tenemos la oportunidad de cambiar todo eso, ahora puedo cocinar, disfrutar de la comida, hacer que cada comida sea un manjar, que hasta elaborarlo sea un placer. Disfruto yendo a comprar los ingredientes, disfruto teniendo mi pequeño huerto en casa, cuidando mis plantas, platicando con el señor de las verduras que me da consejos, disfruto ahora volver a aprender las antiguas labores que hacían mis abuelas como coser, bordar, cocinar y cultivar sus plantas.

Me encanta mi nueva vida.

Nic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *