Nic no tiene quien le escriba

Yo soy de esas personas que pueden decir que nunca se ganan nada en los sorteos o en las rifas, que si en un volado con una moneda hay que elegir cara o cruz, siempre pierdo. Creo que me identifico con esas miles de personas que nunca nos veremos en un noticiario con un billete de 2 metros que diga “ganador de la lotería” Así es que, a sabiendas de mi mala suerte, decidí ir esta vez a un regalo seguro.

Por televisión anunciaban que con la compra de tres productos de la marca que uso de compresas femeninas, al ingresar los códigos, llegaba a casa un regalo seguro. Ni tarda ni perezosa ingresé mis códigos y pedí una cosmetiquera, me indicaron que llegaría en el plazo de un mes a mi domicilio. Después de unos 15 días recibí una notificación a mi correo electrónico de que mi regalo estaba por llegar, que en un plazo máximo de 10 días lo tendría en mis manos, que estuviera pendiente de mi buzón, y así estuve.

Durante 10 largos días me vi como el personaje del Coronel No Tiene Quien Le Escriba, esperando pacientemente al cartero quien me traería mi tan anhelada carta. Al no llegar mi paquete llegué a sospechar de mis vecinos, me lo habrían robado??, alguna vecina celosa de mi incipiente buena suerte lo habría sustraído de mi correo cuando yo no lo hubiera visto?? Habría el cartero equivocado el buzón?? Cientos de teorías cruzaron por mi cabeza. Al día 12 mis esperanzas estaban destruidas, los dioses habían conspirado en mi contra y se habían puesto de acuerdo para que ni así pudiera recibir un regalo, pero… de pronto el timbre… el cartero, será? Mi regalo ahí estaba!!. Brinqué de emoción durante horas, me alegró el día como nunca, esperé a abrirlo hasta estar con Adrián, rompí el sobre con emoción, ahí estaba, mi regalo!! Una horrible cosmetiquera, pero era mi regalo.

Nunca la he usado ni la usaré porque es verdaderamente horrorosa, pero es increíble haber recibido algo. No es el regalo sino la emoción de haber abierto el buzón y haberlo visto ahí.

Nic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *