Psicoeducación sobre Trastorno Bipolar Sesión 7. Ciclación Rápida

Ciclación rápida

Entre un 15 y un 20% de las personas con Trastorno Bipolar son inductores de la ciclación rápida, es decir, varían de un polo a otro con mucha rapidez.

Suele ser más frecuentes en fases tardías y es más común en mujeres y aquellos que tienen Trastorno Bipolar Tipo II. En la mayoría de los casos, no se trata de una complicación irreversible, remite por si sola, con un tratamiento adecuado.

Causas de la ciclación rápida

  • Las hormonales. El hipotiroidismo suele predisponer hacia la ciclación rápida. Es recomendable realizar un control de la tiroides al menos una vez al año.

  • Antidepresivos Tricíclicos. Tales como el Triptizol y Anafranil, pueden actuar como desencadenantes

  • Lesiones cerebrales

  • Fármacos de uso no psiquiatrico. Tales como los corticoides

  • Consumo de tóxicos. Principalmente el alcohol

  • Abandono de litio. Puede desencadenar ciclos rápidos y aunque se retome el tratamiento, suele perder eficacia durante meses o incluso años.

  • Falta de tratamiento adecuado. Tiende a empeorar la enfermedad, disminuyendo los periodos de eutimia e incrementando la intensidad de las crisis

El tratamiento más adecuado es una combinación de fármacos, con mayor frecuencia suele tomarse litio y/o carbamazapina, ácido valproico (eutimizantes) y un antipsicótico.

Ciclación rápida, Ciclotimia y Distimia
Ciclación rápida, Ciclotimia y Distimia

Ciclotimia

Se define como una patología ocasionada por una disfunción química, de al menos dos años, donde se alternan periodos hipomaníacos con fases depresivas muy leves, es decir hipotimia, teniendo muy pocas etapas de eutimia, suelen experimentarse más de 12 episodios en el lapso de un año.

La severidad de la crisis es menor que en el Trastorno Bipolar, por lo que no se suele acudir al psiquiatra, al no ser consciente de padecerlo, confundiéndose con el propio carácter.

Suele aparecer al inicio de la edad adulta y muy frecuentemente entre familiares de personas con Trastorno Bipolar.

La ciclotimia puede persistir de forma crónica o evolucionar hacia alteraciones más graves del estado de ánimo. Aproximadamente un 30% de los ciclotímicos derivan en un Trastorno Bipolar tipo II.

El tratamiento es muy similar al del Trastorno Bipolar, la combinación de un eutimizante, un antipsicótico, antidepresivo y/o un ansiolítico, aunque las dosis suelen ser menores.

 Distimia

El trastorno distímico es un desorden del estado de ánimo, causado por un fallo en la regulación de la serotonina, es muy parecido a la depresión mayor pero menos severo y crónico.

Está caracterizado por un abatimiento prolongado del ánimo (unos 2 años), sintiéndose triste, introvertido, melancólico, incapaz de alegrarse y preocupado por la incapacidad personal.

Suele comenzar en la edad adulta, pudiendo evolucionar hacia una depresión mayor o bien hacerse indefinido.

Afecta a mujeres, con el doble de frecuencia que a hombres.

El tratamiento más habitual suele ser antidepresivos, especialmente inhibidores de la recaptación de la serotonina (ISRS). Otra opción es la Terapia Electroconvulsiva (TEC).

Fuente | Psicoeducación 7a Sesión. Mariane Roche

Sesiones de Psicoeducación: Trastorno Bipolar
1. ¿Que es el Trastorno Bipolar?
2. Factores Etiológicos y desencadenantes
3. La Manía
4. La Hipomanía
5. Crisis Depresivas
6. Sesión Fases Mixtas
7. Ciclación Rápida
8. Curso y posible pronóstico del TAB
9. Tratamiento: Eutimizantes I
10. Tratamiento: Eutimizantes II
11. Antipsicóticos o neurolépticos
12. Antidepresivos
13. Interrupción del tratamiento
14. Sustancias Tóxicas
15. Detección temprana de episodios de hipomanía y manía
16. Detección precoz de episodios depresivos
Anexo: Palabras relacionadas con el Trastorno Bipolar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *