Psicoeducación sobre Trastorno Bipolar Sesión 11. Antipsicóticos o neurolépticos

Antipsicóticos o Neurolépticos

Los antipsicóticos o neurolépticos son fármacos utilizados para hacer desaparecer las alucinaciones y tratar síntomas maníacos. Son utilizados para tratar esquizofrenia, alteraciones de la conducta y la euforia.

Actúan corrigiendo los mecanismos neuronales alterados en fases maníacas o hipomaníacas, mitigando los síntomas de la euforia: aceleración del pensamiento, hiperactividad, agitación, irritabilidad, delirios.

Vamos a clasificarlos en dos grupos: los clásicos y los de nueva generación.

Antipsicóticos clásicos o típicos

Son los más potentes, directos y rápidos para el tratamiento de la manía.

Evitan con mejor eficacia los síntomas psicóticos (delirios y alucinaciones), disminuyen el pensamiento grandioso, controlan la agitación e irritabilidad, normalizan el curso y el contenido del pensamiento.

Existen dos tipos de antipsicóticos clásicos:

Incisivos

Eficaces en fases maníacas con delirios y alucinaciones. Haloperidol y Eskazine.

Sedativos

Apropiados para la hiperactividad e insomnio, aunque se han dejado de administrar por los efectos secundarios que producen. Como ejemplos están el Sinogán y Etumina.

Efectos secundarios

  • Alta probabilidad de padecer una crisis depresiva. Episodio depresivo posmaníaco.
  • Discinesia tardía, movimientos involuntarios y temblores de cara, lengua, brazos y piernas.
  • Sensación de sequedad en la boca.
  • Sedación, somnolencia, aumento de peso
  • Pérdida de la libido.

Estos efectos son transitorios y reversibles tras la retirada del fármaco.

Antipsicóticos
Antipsicóticos

Antipsicóticos atípicos

Los antipsicóticos atípicos reducen la fase de euforia e hiperactividad sin el riesgo de una depresión y minimizando los efectos secundarios.

Olanzapina (Zyprexa)

Fármaco eficaz en el tratamiento de la manía (tanto eufórica como disfórica), especialmente en pacientes con crisis eufóricas recurrentes y cicladores rápidos.

También se utiliza en las etapas de mantenimiento, además del eutimizante y de crisis depresivas, junto a antidepresivos.

Los efectos secundarios que se padecen están la sedación y el aumento de peso.

Risperidona (Risperdal)

Fármaco muy utilizado como anti-maníaco, es un potente antipsicótico, minimiza los delirios y las alucinaciones, eficaz en cicladores rápidos.

Se puede administrar en etapas de mantenimiento previniendo recaídas.

Los efectos secundarios más comunes son: el aumento de peso, temblores, sedación, cambios hormonales (reversibles) y puede llegar a provocar disfunciones sexuales como problemas de erección y anorgasmia.

Quetiapina (Seroquel)

Antipsicótico atípico de acción lenta pero con menos efectos secundarios, también es eficaz como eutimizante.

Los efectos secundarios son: aumento de peso, disminución de la tensión arterial (no está indicado en pacientes hipotensos).

Benzodiacepinas (Rivrotril, Lorazepam, Diazepam, Valium)

Son hipnóticos eficaces en episodios maníacos, para reducir ansiedad, irritabilidad e insomnio. No es aconsejable tratar una crisis eufórica únicamente con estos fármacos.

Sesiones de Psicoeducación: Trastorno Bipolar
1. ¿Que es el Trastorno Bipolar?
2. Factores Etiológicos y desencadenantes
3. La Manía
4. La Hipomanía
5. Crisis Depresivas
6. Sesión Fases Mixtas
7. Ciclación Rápida
8. Curso y posible pronóstico del TAB
9. Tratamiento: Eutimizantes I
10. Tratamiento: Eutimizantes II
11. Antipsicóticos o neurolépticos
12. Antidepresivos
13. Interrupción del tratamiento
14. Sustancias Tóxicas
15. Detección temprana de episodios de hipomanía y manía
16. Detección precoz de episodios depresivos
Anexo: Palabras relacionadas con el Trastorno Bipolar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.