Psicoeducación sobre Trastorno Bipolar Sesión 11. Antipsicóticos o neurolépticos

Antipsicóticos o Neurolépticos

Los antipsicóticos o neurolépticos son fármacos utilizados para hacer desaparecer las alucinaciones y tratar síntomas maníacos. Son utilizados para tratar esquizofrenia, alteraciones de la conducta y la euforia.

Actúan corrigiendo los mecanismos neuronales alterados en fases maníacas o hipomaníacas, mitigando los síntomas de la euforia: aceleración del pensamiento, hiperactividad, agitación, irritabilidad, delirios.

Vamos a clasificarlos en dos grupos: los clásicos y los de nueva generación.

Antipsicóticos clásicos o típicos

Son los más potentes, directos y rápidos para el tratamiento de la manía.

Evitan con mejor eficacia los síntomas psicóticos (delirios y alucinaciones), disminuyen el pensamiento grandioso, controlan la agitación e irritabilidad, normalizan el curso y el contenido del pensamiento.

Existen dos tipos de antipsicóticos clásicos:

Incisivos

Eficaces en fases maníacas con delirios y alucinaciones. Haloperidol y Eskazine.

Sedativos

Apropiados para la hiperactividad e insomnio, aunque se han dejado de administrar por los efectos secundarios que producen. Como ejemplos están el Sinogán y Etumina.

Efectos secundarios

  • Alta probabilidad de padecer una crisis depresiva. Episodio depresivo posmaníaco.
  • Discinesia tardía, movimientos involuntarios y temblores de cara, lengua, brazos y piernas.
  • Sensación de sequedad en la boca.
  • Sedación, somnolencia, aumento de peso
  • Pérdida de la libido.

Estos efectos son transitorios y reversibles tras la retirada del fármaco.

Antipsicóticos
Antipsicóticos

Antipsicóticos atípicos

Los antipsicóticos atípicos reducen la fase de euforia e hiperactividad sin el riesgo de una depresión y minimizando los efectos secundarios.

Olanzapina (Zyprexa)

Fármaco eficaz en el tratamiento de la manía (tanto eufórica como disfórica), especialmente en pacientes con crisis eufóricas recurrentes y cicladores rápidos.

También se utiliza en las etapas de mantenimiento, además del eutimizante y de crisis depresivas, junto a antidepresivos.

Los efectos secundarios que se padecen están la sedación y el aumento de peso.

Risperidona (Risperdal)

Fármaco muy utilizado como anti-maníaco, es un potente antipsicótico, minimiza los delirios y las alucinaciones, eficaz en cicladores rápidos.

Se puede administrar en etapas de mantenimiento previniendo recaídas.

Los efectos secundarios más comunes son: el aumento de peso, temblores, sedación, cambios hormonales (reversibles) y puede llegar a provocar disfunciones sexuales como problemas de erección y anorgasmia.

Quetiapina (Seroquel)

Antipsicótico atípico de acción lenta pero con menos efectos secundarios, también es eficaz como eutimizante.

Los efectos secundarios son: aumento de peso, disminución de la tensión arterial (no está indicado en pacientes hipotensos).

Benzodiacepinas (Rivrotril, Lorazepam, Diazepam, Valium)

Son hipnóticos eficaces en episodios maníacos, para reducir ansiedad, irritabilidad e insomnio. No es aconsejable tratar una crisis eufórica únicamente con estos fármacos.

Sesiones de Psicoeducación: Trastorno Bipolar
1. ¿Que es el Trastorno Bipolar?
2. Factores Etiológicos y desencadenantes
3. La Manía
4. La Hipomanía
5. Crisis Depresivas
6. Sesión Fases Mixtas
7. Ciclación Rápida
8. Curso y posible pronóstico del TAB
9. Tratamiento: Eutimizantes I
10. Tratamiento: Eutimizantes II
11. Antipsicóticos o neurolépticos
12. Antidepresivos
13. Interrupción del tratamiento
14. Sustancias Tóxicas
15. Detección temprana de episodios de hipomanía y manía
16. Detección precoz de episodios depresivos
Anexo: Palabras relacionadas con el Trastorno Bipolar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *