Yo en eutimia

No recuerdo haber tenido un periodo de eutimia tan largo, o al menos tan bonito como este que estoy viviendo.

Si nuestras cuentas van correctas, estaré ya en los dos meses de eutimia, un poco más desde que entré a trabajar. Me queda muy claro que trabajar era la actividad que me faltaba para poder estar completamente estable. Ahora con un trabajo que me gusta y que disfruto al máximo me es muy fácil poder mantenerme bien.

Siempre me entra la duda de quien soy yo realmente, qué es lo que me gusta, cuál es mi verdadero carácter, si soy realmente yo la que esta siendo yo en estos momentos o soy simplemente una marioneta de las medicaciones.

Sin medicación soy una persona completamente diferente. Simplemente al recordarme me entra un dolor en el pecho que trato de olvidar. Sufro mucho, soy deprimida, me enojo con facilidad, no le encuentro razón a la vida, pero nunca hay causa alguna, simplemente hay ese sufrimiento que no me deja vivir. Y por el otro lado existe esa felicidad estúpida, la que me hace cantar, bailar, gritar, tener ideas fuera de serie y comportarme de maneras que después me hacen sentir vergüenza de mi misma. Sinceramente si esa soy yo, prefiero no ser así, no me gusta ninguna de esas dos yo que suelo ser.

La yo eutímica sí que me gusta, soy alegre, difícilmente me enojo, río y me gusta convivir con la gente. No me gusta estar rodeada de mucha gente pero si con mis amigos, no canto, no soporto la música fuerte, me gusta salir, trabajo con tenacidad y siempre estoy sonriendo. Tengo una vida sexual regular con Adrián, cosa que se descompone cuando no estoy bien. Estoy feliz con mi aspecto físico, he perdido el peso de más, sigo teniendo esos rollitos molestos que si hiciera más ejercicio se irían pero me siento suficientemente atractiva.

Por las mañanas me cuesta trabajo levantarme, cosa que soluciono con mi antidepresivo y un café. Por el día tengo todas las energías necesarias para hacer las actividades del día. En la noche estoy rendida y duermo como un bebé mis 8-9 horas requeridas sin problema.

Creo que simplemente debo perder el miedo a ser feliz y estar estable y dejar de hacerme tantas preguntas sobre si soy yo o no, finalmente sea yo o no, estoy disfrutando esto al máximo y si por mi fuera desearía que este momento se congelara y que durará una eternidad.

Nic

6 opiniones en “Yo en eutimia”

  1. hola muchas felicidades me da gusto que aun que no te conosco estes mejor pero recuerda mantenerte siempre asi animo que la vida sigue y siempre hay algo mejor por delante …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *