Cómo comenzar a fumar

Nic me decía que en sus 30 años nunca había fumado antes, o al menos no de manera cotidiana. Yo sí lo hacía, en la universidad, al salir por la noche, con los amigos, pero siempre fui un fumador social. Al estar yo solo no me apetecía fumar, incluso las pocas veces que lo llegué a hacer me daba dolor de cabeza, me dolía el estómago o simplemente el sabor me parecía horrendo.

Así que no solía fumar demasiado, había temporadas en las que lo dejaba, sobre todo cuando me metía al gimnasio o me decidía a practicar regularmente algún deporte, sea ir a nadar, a hacer pesas o salir a correr, afortunadamente no se me dificultaba el dejarlo.. a ratos.

Desde hace aproximadamente 3 meses a Nic y a mi se nos ha dado por fumar, eso sí sólo mientras salimos a alguna terraza a tomar café, podemos fumar entre 1 y 2 cigarrillos mientras pasamos el rato. Lo cual nos daba que cada 3 o 4 semanas teníamos que comprar 2 cajetillas, ella suele fumar de chocolate.

Como comenzó todo, podría decir desde que Nic trabajó durante una temporada en estancos, no fue inmediato, si sumamos a que algunos de nuestros amigos también fuman, era sencillo adquirir una nueva adicción. Sabíamos que es nocivo para la salud, que es muy fácil engancharse y muy difícil dejarlo, pero esas cosas se olvidan cuando tu cerebro “exige” un pitillo.

Ahora si todo sale bien tendremos una perrita, una Sheltie importada desde México y que mi suegra nos hará el favor de traer ahora que venga de visita. Nic no quiere hacer de “Patxi” (así se llamará) una fumadora pasiva, ni que nos relacione con el olor tan desagradable a tabaco. Así que hemos acordado dejarlo, el primer día fue ayer, que salimos a tomar una coca-cola y una caña y no fumamos. Aunque es cierto que estábamos dentro del bar con una temperatura agradable y no en la terraza donde hacía fácilmente unos 35º a la sombra. También es cierto que hubo alguna semana que de lunes a viernes no salimos ningún día, por lo tanto no fumamos, sólo al llegar el fin de semana es cuando nos sale el hábito de fumar.

Espero no equivocarme y que no fumemos más, después de todo es de las drogas más adictivas y mortíferas que hay. Como todo ha sido un hábito y estamos condicionados a fumar en ciertos momentos será creo yo más fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *