Todos necesitamos hacernos de un pasatiempo

Trabajar y dormir ocupan una gran parte del día, en teoría sólo nos quedan 8 horas para hacer con ellas lo que queramos. De ese tiempo hay que descontar el tiempo que necesitamos para comer, transportarnos, ver la televisión, ducharnos y todo lo que implica arreglarnos.
Pero hay que tener cuidado si en eso se nos va la vida porque podríamos dejar de lado aquellas cosas que nos gustan, que nos divierten, distraen y desestresan. Muchos los llaman hobbies, otros pasatiempos y que llegan a apasionar a quien los practica.
Nic por ejemplo a temporadas le da por tejer, coser, bordar y cocinar elaborado. Puede invertir mucho tiempo y dinero en comprar y conseguir lo necesario para llevarlo a cabo.
Yo también he tenido algunos hobbies, la fotografía, manualidades, escalada en roca, aprender a bailar, teñir y desteñir camisetas, jugar al poker.

Entre Nic y yo hemos también este blog, armado de rompecabezas, andar en bicicleta, visitar museos, tener una mascota, jugar a la wii.
Aunque a mi me gustaría retomar o comenzar de cero, ¿entonces que falta? En primer lugar dinero, dependiendo de cada pasatiempo suele requerir una inversión inicial o periódica para mantenerlo, lo cual no siempre uno se lo puede permitir, habrá que ahorrar y mientras tanto esperar. Ahora también se necesita de tiempo generalmente sin la pareja, lo ideal sería tener los mismos pasatiempos o bien conjuntarlos, pero es más bien difícil.
También hay que diferenciar de aquellas actividades que podríamos definir como robatiempos, como la televisión y el internet. Más cuando los utilizamos sin un fin, solo para perder el tiempo, por costumbre o por que estamos “cansados”.
Yo lo tengo claro necesito dedicar mas tiempo a aquella batería eléctrica que me compré y practicar más, habrá que encontrar o hacer ratos para ello, aunque eso signifique alejarse de algunos robatiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *