Una temporada sin Trastorno Bipolar

Afortunadamente Nic en estos días se encuentra bastante bien de animo. No ha olvidado ninguna toma y está haciendo algo de ejercicio. Lo que nos permite llevar una vida matrimonial bastante tranquila, hasta normal diría yo. Lo que a mi me deja en un papel de cuidador latente, no necesito hacer por ahora nada por cuidarla porque ella misma lo hace, así que son como mis vacaciones. Nos olvidamos por una temporada del Trastorno Bipolar y eso es sano.

Un comentario en “Una temporada sin Trastorno Bipolar”

  1. Hola, yo soy bipolar, estoy casada y con dos hijos y la verdad es que siempre he tenido que enfrentar esta enfermedad yo sola, mi marido se la pasa ocupado en sus asuntos y mis hijos son pequeños… Pero ahí vamos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *