¿Como es realmente mi mujer?

¿Como es realmente mi mujer? Conozco a Nic, sé lo que le gusta, aquello que odia, sus comidas preferidas, el tipo de música, lo que le da miedo, lo que odia que haga cuando nos enfadamos. ¿Pero que hay de sus hábitos?
Hasta ahora yo pensaba que Nic era una persona mas bien tranquila, menos activa que yo en cuanto a esfuerzos físicos y ejercicio se refiere. Desde que estamos juntos se ha inscrito 2 veces al gimnasio, 1 vez a nadar y a 2 carreras populares. Pensé que era de las que no se levantaría nunca un domingo temprano para sudar corriendo 5 km, que no conseguiría hacer ejercicios en casa sola durante mas de una semana. Pero me he equivocado, esta mas allá del la siesta de los sábados y domingos. Nic cuando se propone algo lo cumple o lo hace cumplir. Quiere comer mejor y todos en casa comemos mas ensalada, yoghurt y fruta. Nic, la Patxi y yo levantándolos a las 6:10 de la mañana para ir a correr. Por la tarde hace ejercicio con el Wii Fit de Nintendo media o una hora, dependiendo del tiempo.

La verdad es que a mi no me causa ningún problema esos cambios, lo único que suelo preguntarme es ¿como es ella realmente? O así somos todos que vamos cambiando según la estación del año, nos encontremos con una motivación, o cuado el trabajo nos afecta. Lo que si es verdad es que no son cambios radicales, así que no creo que sea un episodio, afortunadamente hace ya varios meses que lo llevamos bien, y yo estoy tranquilo y en el día a día solo pienso en que Nic toma medicación así como yo me pongo gotas en los ojos todas las noches. Ha dejado de se el centro de atención y hay semanas que ni sale en una sola conversación. Podemos hacer chistes y reírnos sobre el tema porque ya esta superado y asimilado, si fuera un tema “escabroso” creo yo que tendríamos mas problemas y seriamos mas susceptibles a caer.

2 opiniones en “¿Como es realmente mi mujer?”

  1. Adrián no haces mal en preguntarte cómo es realmente tu mujer. La respuesta es bien sencilla: ella tiene una personalidad de base que no creo que cambie nunca, pero desde que te diagnostican la enfermedad y sufres episodios maniacos, sobre todo, y depresiones te das cuenta de que eres capaz de cualquier cosa.
    Con 25 años me diagnosticaron TB, no saben si de tipo I, II o …, a mis psiquiatras eso siempre les ha dado igual. Ahora voy a cumplir 35 años. Son 10 años conviviendo con una enfermedad que cambia tu estado de ánimo y, por tanto, afecta a todo aquel que te rodea.
    Todo el mundo me tranquiliza diciéndome que puedo llevar una vida normal, pero todo el mundo me mira preguntándose por qué hago o dejo de hacer tal cosa. Algunos no se atraven a preguntarme por qué el cambio de humor o de conducta, ya que normalmente suelo estar irascible y no quieren empeorar las cosas.
    Yo tengo una personalidad definida, soy así por naturaleza y no de otra manera, no hace falta que tenga una crisis para que mi conducta no sea la normal. No soy problemática, de hecho evito los problemas, pero eso no hace que desaparezca mi irascibilidad. Voy cambiando como cambia todo el mundo madurando o haciendo frente como puedo a mi vida.
    Soy cariñosa, dulce, extrovertida, buena gente, pero también introvertida, asocial, obcecada.
    Sé que puedo ser cualquier cosa, y cada día aprendo lo que no quiero ser. No hay frase que mejor definida esta enfermedad.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *