De vuelta a la familia, nuevas reglas

Nic ha llegado hace unos días, después de 10 días de vacaciones con su familia, ahora la familia ha vuelto a la “normalidad” con la salvedad de que ahora tenemos 2 perritas, en lugar de 1. Mientras Nic estuvo fuera, acordamos en pensar cosas que nos gustaría cambiar de la rutina y la vida en pareja que llevamos. No se habló más hasta hace un par de días, que salimos a caminar, para que me contará todo lo que pasó, y yo le contara lo mío. Realmente no hay muchas cosas que quiera yo que cambie, lo que si es importante es decirlo y saber decirlo. Cuando queremos influir en alguien hay que ser inteligentes y tener tacto para ello si queremos que se logre. Nos ha funcionado el salir a caminar y hablarlo por el camino, en primera estamos relajados, en segundo no estamos uno frente otro con la mirada fija. Eso facilita muchísimo el ser mas receptivo del mensaje.
Lo que ha pedido Nic es volver a repartir las tareas del hogar. Limpiar el baño, fregar, barrer, hacer la comida, pasear a las perras, etc. Yo estoy de acuerdo con ello. Y mas que una persona sea la responsable y este “obligada” a cumplir cabalmente la tarea, es asegurarse de que se haga. Yo dije que debíamos destinar un día y hora a la semana a hacer una limpieza general, por ejemplo los domingos por la mañana. Dedicar una hora a hacer todo lo que nos quedó pendiente por hacer en la semana y hacerlo los dos al mismo tiempo. Nada de que uno se queda dormido o viendo la tele mientras el otro lo hace todo. Ella hace el desayuno, yo lavo los trastes. Ella ordena el cuarto y yo barro. Ella limpia el baño, yo friego. Así es como lo hemos venido haciendo y nos funciona muy bien.

Otra cosa es la comida, debemos comer mejor. Comer en menor medida carne roja y más pescado y pollo. Más ensaladas. Solemos a veces relajarnos y comer mal, lo mas fácil y rápida para hacer o simplemente comer fuera. Requiere mucha organización, porque hay que planear los menús semanales (desayuno, comida, cena) para dos por 6 dias, ya el ultimo, lo que hacemos es utilizar lo que haya quedado. De la misma manera los menus son una referencia, dependerá del tiempo que tengamos y del antojo. Pero facilita mucho porque evita estar pensando en el momento que es lo que podríamos preparar.

Le he pedido también dividirnos las tareas de los perros, yo me comprometo a sacarlos por la mañana a pasear y darles de comer. Y a la hora de la comida regresar para sacarlos y estar con ellos. Por la tarde ella los sacará a pasear y jugará con ellos. Así puedo yo llegar y descansar. A menos que nos vayamos a correr o salgamos todos a dar un paseo.

Así todo queda repartido y funcionamos mejor como equipo en la organización de la casa. Creo que se pueden llegar a buenos acuerdos si se sabe negociar, y más en una relación a largo plazo.

1 opinión en “De vuelta a la familia, nuevas reglas”

  1. hola soy mama de una chica de 23 diagnosticada recientemente con trastorno bipolar, no fue hasta que atravesamos una de sus mas severas crisis después de 2 intentos de suicidio que me internalice un poco en lo que es ser realmente bipolar.Ya de por si no es fácil ser padres no hay manuales, menos afrontar estos casos,hoy estamos con mi esposo tratando de hallar el mejor tratamiento psquiatrico y ayudarla a encaminar su vida , encortar actividades de su agrado, reestructurando nuestras vidas ya que afecta en forma grave a la flia cuando se desconoce el diagnostico.Muy bueno el blog y me gustaría en mi país poder encontrar la forma de asistir a este tipo de jóvenes con este diagnostico.saludos cordiales desde Montevideo,URUGUAY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *