Un día de genio

Hoy es de esos días que agradezco haber tomado la decisión de haberme operado para no tener hijos.
He regresado de trabajar y no he soportado a las perras jugando y ladrando, normalmente suelo jugar con ellas y las disfruto, pero días como hoy no soporto escuhar sus ladridos ni un segundo. Cuando me he descubierto cerrándole el hocico a una de ellas me he salido de casa inmediatamente.
No me considero una persona violenta pero tampoco quiero buscarle tres pies al gato.
Alguna vez leí que “los suicidas somos homicidas cobardes” porque como no somos capaces de acabar con aquello que nos hace daño, preferimos hacerlo con nosotros mismos.
Se nos suele conocer a los bipos por nuestro mal genio, ahora intento controlarlo mucho, en especial con Adrián. Prefiero como ahora salirme y esperar a que se me baje aunque por dentro me sienta un tanto culpable.
Nic

7 opiniones en “Un día de genio”

  1. Hola, antes que nada os quería felicitar por la gran labor que estáis haciéndo con este blog. Nos podéis ayudar a muchos que estamos en la misma situación. Actualmente estoy desesperada y sin ninguna esperanza de que mi relación de pareja mejore. Llevamos dos años de convivencia, comenzamos a vivir juntos a los 4 meses, etapa inolvidable. Era atento, cariñoso, me tenía en un pedestal ahora esto es a ratos de un día para otro me deja caer del pedestal y soy lo peor de lo peor. Del amor al odio. Y lo pero es que dudo de mí, el me culpabiliza de que yo soy simpre la que empiezo con algún comentario que le sienta mal, que le hace daño dice, yo pienso que es un pretexto, pero lo horrible es que entra en un bucle de varios días de 3 a 5 en el que no habla y si lo hace es para insultarme o hacerme un interrogatorio interminables, repetitivo, sin sentido y millones de reproches, saca temas de anteriores discursiones, etc… Ya le he cogido hasta miedo, el no quiere hablar d ela enfermedad, la terapia la ha retomado este mes porque se lo supliqué y he acudido con el a las sesiones oculta cosas y comenta solo lo que cree que le viene bien. No puedo hablar con él, se me ocurrió apuntar en un cuaderno unas series de normas o reglas donde pudiésemos apuntar lo que nos duele, lo que tenemos que mejorar, un cambio en la comunicación. Ahora mismo no paro de llorar, desde hace 7 meses sigo tratamiento por depresión esta situación puede conmigo. Yo le quiero y él también, cuando estamos bien somos muy felices, la gente lo comenta. Quizás necesite más conocimiento sobre el tema ay aprender a detectar esos detalles que previenen sobre un cambio de humor radical. Yo he notado algunos cambios en e sueño, en el apetito, en la insistente demanda de sexo, al hablar aceleradamente, etc…
    Gracias Adrián y Nic y a todos los demás por leer estas líneas.
    Un fuerte abrazo,

    1. Te entiendo perfectamente, sé perfectamente lo que es vivir así. Yo a veces estoy en el límite de tirar la toalla, pero lo quiero profundamente y no podría vivir sin él. Si te sirve de ayuda te diré que en mi caso voy probando siempre nuevos métodos para evitar los enfrentamientos, porque cierto es que cuando están mal se las ingenian de tal manera que aunque nosotras no queramos siempre nos buscan o dicen algún agravio para hacernos saltar y encontrar así el motivo de una pelea. Y cuando está bien pues disfruto de su aparente alegría y mimos que me otorga, pero siempre siempre teniendo presente para no hacerme falsas ilusiones que ningún estado anímico en él, es estable. Por lo que solo me toca en sus malos momentos darle apoyo y aguantar su irritabilidad y en sus buenos momentos disfrutar de esos momentos. Es difícil y supongo que ésto es llevadero cuando quieres muchísimo a esa persona sinó es inviable. Lo que tienes que tener cuidado es en no hundirte tú y a la mínima que veas que tus fuerzas no te acompañan como de costumbre , charla con alguine del tema que eso ayuda mucho. Suerte y ánimo!!!

  2. hay dias en que me siento igual, todo me molesta, solo que a veces no tomo la iniciativa de salirme, a veces exploto con quien menos lo merece, es un aspecto que intento controlar pero la decisión de no tomar mis medicamentos para no depender de ellos hace que eso sea dificil, felizmente mi familia y mi esposo me apoyan, pero siempre tengo cuidado de no reventar y cuando veo que la cosa es insostenible tomo la pastilla para que me bajen las revoluciones, suerte nic!!

  3. Hola,
    mi mujer tambien es bipolar, solo lo se desde hace dos anos y todavia no hemos tenido contacto con otras personas que tienen lo mismo. Me gustaria conocer gente en Barcelona para hablar y quedar un dia.

  4. Nic no sabes cuanto te entiendo, yo tb tengo TAB II además de TPL. Actualmente me esfuerzo en trabajar para canalizar la rabia, la ira. Es muy complicado cuando estas emociones nos obligan a alejarnos de quienes queremos porque sabemos que podemos hacer daño aunque no queramos. Muy pocos entienden la lucha diaria que significa tener esta enfermedad, espero que tus días mejoren, me ha gustado mucho tu blog, además de ser muy útil, gracias por crearlo.

    1. hola Raquel,
      me gustaria saber que consequencias tiene eso de no tomar los medicamentos, he tomado la decision de no darles a mi mujer y creo que era una buena decision.

      1. Hend, no le hagas eso. Debe tomar el tratamiento por el bien de todos, pero más por el bien de tu pareja. El TAB es un transtorno de falta de quimicos en el cerebro; Serotonina. Es como que te faltaran manos. La Serotonina es el compuesto de la conciencia define que esta bien y que esta mal. Cuando estoy excesivamente triste, enojado, contento o ansioso o lo suficiente loco para vender una casa y gastarmelo en un día o lo suficientemente enojado para quemar mi casa. El medicamento ayuda a controlar estos excesos y mantenerlos bajo una linea de variación controlada. No es una falta de voluntad, es aceptar que tienes una enfermedad crónica -como la diabetes o que te faltan piernas- y que esta debe de ser tratada por toda tu vida. Es amar a la persona tal cual es.
        Mi esposo es BIPOLAR llevamos 20 años casados y viviendo con la enfermedad. Ha sido dificil aceptarla y aceptarlo así. Muy malo, muy bueno, suicida, ansioso, maniaco.. Hay días, como hoy en los que ya no puedo más… En fin las crisis pasan .. pero definitivamente el medicamento controla y el medico es pieza fundamental para controlar al paciente. Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *