Un nuevo diario

Ya no logro recordar cuántos diarios he tenido a lo largo de mi vida, ni lo que ha pasado con la mayor parte de ellos. Si que recuerdo que a los más importantes los he destruido una vez terminarlos y que nunca he releído lo que escribo en ellos.
Paea mi, escribir un diario es una vía de escape, es una manera de sacar todo lo que traigo dentro, de vomitar todos esos malos pensamientos y esos sentimientos que me rondan como fantasmas y que no me dejan avanzar. También es verdad que cuando estoy deprimida me ayudan a caer más en el bucle de depresión, pero normalmente me ayudan a no caer y a pensar con más claridad.
Hace ya tiempo que no tenía uno, y de nuevo tenerlo me tranquiliza bastante.
Por primera vez no tengo que esconderlo, esta vez no hay padres a quienes ocultarlo, lo tengo en mi bolso para tenerlo a mano y aunque Adrián sabe de él no lo toca ni lo leerá.
No le oculto nada, mi vida para él es un libro abierto pero lo que escribo ahí y como lo escribo es privado, porque a veces mis pensamientos son retorcidos y erróneos y no me gustaría que nadie los viera o se sintiera herido por alguna razón. Todo el tiempo estoy restringiendo y controlando mis pensamientos y mi enfermedad y es en mi diario donde le puedo dar rienda suelta y dejarla libre aunque sólo sea en papel y por unos instantes para desahogarme.
Nic

7 opiniones en “Un nuevo diario”

  1. Somos dos. Entiendo perfectamente lo de los diarios inconclusos. He empezado miles: manuscritos, digitales, público e íntimos. Me gusta llevar una reseña de mi vida, pero luego no me atrevo a leer mis propias palabras. Tal vez en algún ataque borro todo de un saque.

  2. se lo dificil que es vivir con un bipolar tengo casada 23 anos soy pionera en descubrir esta cruel enfermedad estoy cansada de esta lucha y estoy 100 porciento segura que el sueno es la mejor medicina en las crisis y es la salud de los bipolares

    1. Pero valio la pena? yo quiero a mi expareja,la quiero,la acepto,se que aveces es dificil de defender esta relacion,la gente solo se figan en las cosas que hace o dice que no son dignas de una relacion de amor,pero yo se que ella no es asy,se que es como una cebolla,tiene muxas capas,y cada capa es una sorpresa,nunca saves que toca en la siguiente cap,reir,llorar,despreciar,amar…pero yo conozco el corzon y de ese corazon estoy enamorado,es dificil nadar en contra corriente,nadie te entiende nadie te ayuda,pero por eso quisiera saver si vale la pena,yo pienso que si,hay que saver mirar con otros ojos,saverla mirar dentro y no fuera como ve todo el mundo,loque pasa esque nose como encauzar la situacion,nose como poder llevar la relacion sin morir en el intento,la enfermedad del bipolar la padece el enfermo pero la sufre su entorno,muxa gente me dice que me olvide de ella ,pero yo recuerdo su amor,recuerdo cuando esta asustada por su enfermedad,cuando esta triste y apagada, y yo no puedo pensar en dejarla,no quiero fallarle porque se que no la entienden, y se que no merece dejarla en la cuneta.

  3. Hola,me llamo Albert y soy o era pareja de una xica bipolar,yo se que ella me quiere, incluso ella no quiere verme porque dice que se confunde y vuelve a empezar una relacion conmigo, su familia no me aceptan, cuando estamos juntos solo hacen que preguntarle continuamente si esta bien conmigo que no me aga daño si me quiere.. como es logico ella muxas veces no save que quiere ni si quiere de verdad,por eso es mas facil dejarme y intentar olvidarme que luxar, yo nose si estoy equivocado yo o no, yo la quiero, la quiero y la acepto, yo quiero a Yolanda, bueno como yo siempre le digo yo quiero a todas sus Yolandas,la que rie,la que llora,la que no abla,la que duerme,la que desprecia, la que se asusta y la que no save nada porque nada tiene seguro en la cabeza, me gustaria saver buestra experiencia, haora despues de tanto desprecio y de tantas veces que no siguera destras de ella que hiciera mi vida, la hexo caso, le digue que vale que no queria tenerla como amiga,que si me queria que me llamara,que me buscara pero que no quisiera tenerme como amigo porque no era justo este juego que hacia conmigo, nose si hice bien o mal.

  4. Gracias nuevamente por tener este blog, me ayuda mucho y me imagino que ayuda a otros tantos más. Yo también llevo diarios, algunos los conservos, pero son los menos. En general son dolorosos, pero también me han servido para reconocer señales de recaidas y así poder evitar que éstas sean tan fuertes, además de la vía de escape de todo lo que siento, cosas que jamás le podría decir a alguien… y recordar cosas que se olvidan con las recaidas. Cariños y éxito.

  5. Nic felicito el que tengas la valentia de escribir estas cosas pues como veras muchas personas se sienten identificadas con tu experiencia … en mi caso es mi esposa la que sufre de TAB, y nosotros (nuestra hija y yo) la enfrentamos con ella … a veces me resulta muy dificil.. pero se que el camino de la compañia no se lo podrá dar nadie… amo a esta mujer… y no sabes lo que siento cuando la veo sonreir… es quizas la misma sensacion de tu esposo ….. un gran abrazo y mis oraciones por ti y por todos aquellos que se fajan una lucha constante con la bipolaridad

    Saludos desde Lima

  6. Querida Nic.
    Entiendo perfectamente lo que dices sobre tu diario. Poco antes de iniciar un tratamiento para el TAB, llevé uno y fue una gran idea, pues por las depresiones y todo eso, mi mente borró ese año. Gracias al diario pude recordar pormenores de mi noviazgo y como Rober (mi esposo hoy) me ayudó.
    Hoy también llevo uno. Aunque tengo plena confianza con Roberto, hay cosas cuando me encuentro mal, ideas y pensamientos que entiendo, tal vez no sea una buena idea compartirle por todo lo oscuras y descabelladas que pueden ser (y que se irán cuando me estabilice). Es tal vez un modo de protegerlo, pues él me cuida de mí… bueno, yo también lo cuido de mí y plasmo esas cosas en el diario.
    También es cierto que hay muchas entradas en él relacionadas con mi vida cotidiana y con cosas más felices, como el inicio de mi embarazo, últimamente lo llevo tratando de entenderme tras el aborto.
    Como escribía Ana Frank, el papel aguanta todo.
    Un abrazo cariñoso.
    Carolina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *