Episodio 9 Junio 2013. En recaída

No habíamos tenido una recaída tan profunda desde hace más de 2 años, no se si desde Julio del 2011, lleva ya prácticamente desde el lunes hasta hoy viernes y ayer y hoy han sido de los días más difíciles, no ha ido a trabajar, y creo que ni siquiera a avisado, nunca le había pasado antes, faltar a causa de la enfermedad y más sin avisar. Había tenido que llegar tarde, salir antes, tomarse algunos descansos de más, y evidentemente reduciendo su rendimiento. Pero nada del otro mundo, a cualquiera nos puede pasar, todo el mundo se pide alguna baja por enfermedad en algún momento del año, desde una gripe hasta una lumbalgia, y para el Trastorno Bipolar no iba a ser la excepción.

Esta es la típica pose de cuando está deprimida

Para mí es muy difícil, cada vez más, con cada episodio profundo es más difícil ayudarla a salir aflote, me desespera, me enfada, es frustrante, intentar hacer que alguien haga algo en contra de su voluntad con algo tan sencillo como levantarse a duchar. Hay que insistir, insistir e insistir, hablar con ella, acariciarla, pedirle que lo haga por ella, por ti, por la familia, diciéndole que está enferma, que tiene que hacer algo, que si no no mejorará, que no puede estar acostada todo el día, que le servirá, todo para que al final a veces no funcione nada. Para que termines desesperado porque nada de lo que intentas funciona, porque tienes que tranquilizarte y respirar profundamente para intentarlo durante otros 5 o 10 minutos. Y que al final, la enfermedad gana, ella estará otra hora acostada y tu recuperando y tomando energía para otro intento una hora más tarde.

Así está ahora Nic, acostada desde las 11, después de solo levantarse a comer un poco, afortunadamente ahora si me hizo caso y se tomo el escitalopram. Ya veremos que pasa por la tarde.

7 opiniones en “Episodio 9 Junio 2013. En recaída”

  1. Eres similar a mi esposo, él es sumamente introvertido, no trae amigos a casa y se lleva sólo con la familia. A veces me preocupa… cuando me doy cuenta que estoy recayendo, le aviso a un familiar de confianza para que nos ayude. Me alegro que uses este blog como via de escape, pues nos ayudas a muchos.
    Gracias.
    Me alegro que Nic muestre mejorías (Ya lei la segunda parte de este post) y que puedan estar mejor. Roberto también me saca a caminar de la manito y poco hablamos, pero en esos momentos sólo puedo sentir el inmenso amor y agradecimiento que siento por él.

    Carolina.

  2. Cuando en tu casa son las 6 de la tarde, en la mía recién es mediodía. Yo disfruto del otoño y tú vas en camino al verano. Y por todas esas cosas no puedo darte un abrazo. ¿Tienes a alguien que pueda contenerte un poco en estos días? Un amigo, alguien que pueda hacer aseo en tu casa, alguna señora de edad de esas que ven el mundo de otra manera y acaban subiéndote el ánimo? Hace un tiempo perdí un embarazo. A las semanas vino mi abuela a cuidarme y a mi esposo. Y me dijo: “Esto es natural… es tan natural como un manzano que da vida a 300 manzanas, pero sólo cosecharás 100 porque las otras se caerán chiquititas.” Y con esa sencilla lógica las cosas fueron más fáciles. Ya no me sentí la única persona en desgracia. Ella tenía razón.

    Tiene que haber algo que sólo otras personas nos puedan brindar, y que nos ayude a ver todo un poco más simple para aguantarlo, en esto del trastorno bipolar. Tiene que haber alguien en tu entorno. Quizá no te apetezca meter a alguien más en tu casa ni a Nic que la vea otra persona, pero un apoyo para Adrian no estaría mal. Aunque sea tomarse una cerveza en la puerta de la casa con un amigo te puede sacar del estres, y si no cuentas con nadie, olvídate del Padrenuestro y habla con Dios sinceramente (o con lo que sea que creas) Que estás cansado, que ayude a Nic, lo que se te ocurra mientras seas sincero. No sé si es por escucharte a ti mismo, o porque Dios te escucha, pero funciona.

    Un cariño gigante.

    Carolina.

    1. Hola Carolina gracias por los ánimos,
      El verano ya está aquí, y creo que es uno de los, varios, motivos de esta recaída, otro es que nos disgustamos el domingo, otro es que tiene mucho estrés en el trabajo, en fin que es la suma de todo. Quizá me tomes por raro, pero realmente es que soy introvertido, hablo conmigo mismo y eso me tranquiliza, cuando me encuentro con algún amigo, me gusta porque me distrae, prefiero hablar de otras cosas y no de problemas, siempre lo he manejado así, a veces si se los cuento de poco en poco, pero la verdad es que me cuesta. Me es más fácil escribirlo. El hecho es que el poder hablar con alguien más ayuda mucho, y a veces me ayuda más hablar con extraños. Afortunadamente las pocas personas que realmente podemos llamar amigos siempre están ahí cuando los hemos necesitado, el hecho de que te llamen o te escriban y se preocupen por ti es de las cosas que más se agradecen. Yo creo que sea como sea, si es necesario expresarlo, sacarlo, alguna vez en una depresión de Nic, me contuve demasiado y terminé muy mal, pasé muy mal esos días, ahora procuro sacarlo.

      Un abrazo
      Adrián

  3. Siento mucho lo que te está pasando, es desesperante ver como algo se nos escapa de las manos de esta manera. Menos mal que por lo menos tiene conciencia de la enfermedad con lo cual tarde o temprano será más fácil que colabore. Espero que este episodio no dure demasiado… mientras que esté activa lo que pueda.. y sin estrés. Un saludo y háblanos.

    1. Hola Bertilmmarkets,
      afortudamente ya va mucho mejor, a las 13hrs, me he ido a nadar, he vuelto y ella ya se había levantado, había hecho algo de ensalada, la comida ya estaba hecha desde el fin de semana, y hemos comido. Ha soltado desde hace 6 horas 2 o 3 palabras y con un tono de voz que apenas se le escucha, pero está al menos levantada.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *