Sexo pos-depresión

Después de 1 semana sin prácticamente tocarnos, ni mirarnos a los ojos sobra decir que ni ganas dan con el ambiente que se genera. Pero ya Nic esta al 95% y ayer por la noche al llegar del trabajo fue un recibimiento de “ya estoy de vuelta”. Se termina de romper el hielo y nos une mucho más, porque da pie a sincerarnos si hay algo que aclarar. La verdad es que entre la medicación, las depresiones, sumado al estrés, poco tiempo y la rutina del matrimonio entre más tiempo pasa más difícil se vuelve el dedicarnos tiempo para amor físico. Es menos común las “sorpresas”, el “rapidín”, como que apetece menos o da más pereza. Aunque se gana en calidad y disfrute que ya no es sólo el “mete-saca” si no da pie a más. Un masaje, juguetes eróticos, mayor tiempo en el “pre”. Toma más tiempo y debe ser que por eso cuesta más el iniciarlo, por que se conoce el “trabajo” que requiere. Siempre que leo algo de estadísticas sobre la cantidad de sexo a la semana que teme las parejas me quedo un poco “por debajo de la media” de esas 3 o 4 veces por semana. No se a que se deba, los años de matrimonio, la rutina que llevamos, la medicación, o que se yo.

7 opiniones en “Sexo pos-depresión”

  1. Chicos!!Me alegra saber que estais bien,les echo de menos pero me consuela saber que vuestra ausencia tiene razones mas que positivas.Les envio un abrazo muy fuerte.marijose78

  2. Yo no sé qué decirte que pueda ayudarte a sobrellevar mejor. Creo que lo estás haciendo bien gran parte del tiempo con Nic. Si me voy un poco a mi vida, me pasa lo mismo con mi esposo, cuando voy saliendo de las crisis, el ambiente se aligera y nos vamos a la cama más juguetones y amorosos. A mi me pasa al menos que me siento un poco mal por recaer (al sentir que lo hago pasar malos ratos con eso) y trato de arreglarlo cuando me equilibro, de ser más cariñosa, de ir a dónde él quería ir, de consentirlo, de hacerle ver que aún en una mala semana le presté atención aunque no lo parecía.

    Un abrazo.

    Carolina.

  3. Hola Adrián,

    No te dejes influenciar por las estadísticas, en otoño/invierno se practica mucho menos sexo que en el resto de estaciones del año y va por épocas.

    Por otra parte, haces muy bien despejarte y hacer ejercicio, es una válvula de escape para poder afrontar el estrés y más en estas situaciones.

    Un abrazo y continuad así, “viviendo el momento”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *