Cada mes un regalo

Todos los meses Nic y yo nos damos una sorpresa, sin motivo alguno, sólo el hecho de pensar en el otro y hacer un regalo.

Cada mes, un regalo

Un mes un regalo

Una pareja con 8 años de matrimonio. Sin hijos. Es difícil no caer en la rutina, de que haya temporadas malas, eso pasa en todos las parejas. Con el tiempo cada vez se hace más difícil sorprender, hacer reír, volver a generar ese sentimiento de querer estar con tu pareja. Yo, afortunadamente, cada vez amo más a Nic, la conozco más, nos hemos acoplado tan bien, me gusta su forma de ser. Por mi trabajo conozco a mucho gente todos los días, pero siempre encuentro un defecto, su olor, sus dientes, su forma de hablar, su sonrisa, su cara, su manera de pensar, sus valores, que no encajan conmigo, que no podríamos soportarnos durante mucho tiempo.

Quizá se hayan perdido un poco ese sentimiento de mariposas en el estómago, pero se ha transformado en esperar una reacción, esa mirada de tu pareja que todos conocemos que te dice “TE AMO”, cuando haces algo bonito, algo por ella, un detalle. Esa mirada, es la que te hace recordar y tener presente, aunque hayan pasado 3000 noches en los que duermas junto a ella, que la amas. Que estás donde quieres estar con ella, con la vida que tienes. Que estás satisfecho en el plano familiar.

Una sorpresa sin motivo alguno

No recuerdo si fue escuchando algún podcast, que me vino a la mente la idea de “Cada mes un regalo”, darnos una sorpresa el uno al otro, con algo no superior a 20€, por poner una cifra. Lo importante no es el regalo en sí, sinceramente el acto, el hecho de pensar durante días que le podría dar a Nic. Se necesita escuchar, estar pendiente de estas pequeñas necesidades, de “esta frase me gusta”, creo que necesito un bolso o una cartera, etc. Y buscar algo, ir a la tienda y comprarlo, envolverlo, y sobre todo ver la cara de sorpresa y luego la mirada que me da.

Es un sentimiento mágico, no escuchas nada a tu alrededor y el abrazo que viene después es diferente a otros. Es como ver cómo reaviva la llama del amor. Llevamos 2 meses y hasta ahora bien. Ya tengo un par de ideas para el siguiente regalo, lo más difícil: mantener la sorpresa.

Cada mes, un regalo

3 opiniones en “Cada mes un regalo”

  1. Es lo mas lindo q he leído en mucho tiempo. De verás admiro la manera q has podido sobrellevar y superar esta situación junto a tu esposa, que los dos luchen juntos por tener un lindo matrimonio a pesar de las complicaciones que trae esta enfermedad. Yo no la conocía hasta que me hice amiga de un chico que hoy es mi novio. Llevamos un año y medio juntos, tuvimos problemas y terminamos hace unos meses pero volvimos entonces se le diagnóstico esto. Todo cobro sentido para mi, era la enfermedad la que lo tenia así de mal no era por si mismo. Empezó su tratamiento y me alegró q se haya tomado el asunto en serio, aunque a los dos nos ha costado aun asimilar todo esto. Gracias por tu blog, me anima a que podemos tener un matrimonio feliz si los dos ponemos de nuestra parte 🙂

    1. Hola Damaris gracias por escribir
      gracias por los ánimos y que te guste leernos, el amor es un trabajo que debe realizarse día tras día, es como lo veo yo. Te debes exigir dar un poquito de ti a la otra persona, por que esté bien, por que sea feliz. Esos puntos uno a uno se van sumando y dan a la relación el combustible para que la llama siga encendida.

      Es bueno escuchar que tu pareja se haya tomando en serio el hecho de querer superarlo, es una decisión que requiere valor y mucha disciplina, vencer a una enfermedad y tener el control de ella te hace más fuerte.

      Un saludo
      Adrián

  2. Es lo mas lindo q he leído en mucho tiempo. De verás admiro la manera q has podido sobrellevar y superar esta situación junto a tu esposa, que los dos luchen juntos por tener un lindo matrimonio a pesar de las complicaciones que trae esta enfermedad. Yo no la conocía hasta que me hice amiga de un chico que hoy es mi novio. Llevamos un año y medio juntos, tuvimos problemas y terminamos hace unos meses pero volvimos entonces se le diagnóstico esto. Todo cobro sentido para mi, era la enfermedad la que lo tenia así de mal no era por si mismo. Empezó su tratamiento y me alegró q se haya tomado el asunto en serio, aunque a los dos nos ha costado aun asimilar todo esto. Gracias por tu blog, me anima a que podemos tener un matrimonio feliz si los dos ponemos de nuestra parte 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *