Conversando y preguntando

A mucha gente se le facilita contar lo que le ha sucedido en el día. Es espontáneo, simplemente se ponen a hablar y dan cada uno los detalles del suceso, de la historia. Entretienen bastante. Siempre tienen historias que contar, sino de hoy de ayer o de alguien más a quien me había pasado. A otros nos cuesta más contar, abrirnos y dar esos detalles, contar esas historias, quizá porque tendemos más a escuchar.

Cuando Nic me cuenta que tal el día, a mi me gusta saber los detalles, saber más, imaginarme todo cuanto me dice. Por eso intento exprimir al máximo la historia. Simplemente pregunto. Pregunto los detalles, ¿ y que cara puso tu jefe? ¿Y él que ha llevado de comer? ¿Te has comido todo?¿Y donde estaba ella sentada?¿pero otro día te lo devolverá, no? 

Eso facilita mucho la conversación, demuestra que realmente estamos escuchando a nuestra pareja, no solo hablar y hablar sin ningún tipo de retroalimentación. No vale el “ajá”, “si”, “ok”. Preguntas por qué te interesa, porque quieres saber más, estás con ella, te imaginas la historia, es como si estuvieras ahí. No solo esperas tu momento de hablar, no solo esperas contar una historia mejor del tipo ” a mi más”. Quieres conocer realmente los detalles del día a día de tu pareja, a sus compañeros, su rutina.

Es la idea de una relación, así se fortalece, se crean unos lazos emocionales. Porque ves a parejas quienes parece que cada uno hace su vida por separado, no se escuchan, esperan el momento para contestar, cambiar el tema, criticar. Además cuando preguntas es difícil que te mientan, porque la mentira caería por su propio peso, no es un interrogatorio, es simplemente ganas de estar y ponerse en la piel de la pareja. 

2 opiniones en “Conversando y preguntando”

    1. Gracias por escribir A.C.S.

      Cada que puedo leo lo que escribes en tu blog y no sabes cómo me ayuda a ver otro punto de vista, porque yo veo la enfermedad desde lo que me ha tocado vivir, y la forma en que la vives tu es distinta.

      Un saludo
      Adrián

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *