Cita psiquiatra 27 Diciembre 2016

Cita del 27 de diciembre del 2016. La psiquiatra la ve bien.

La última cita la tuvo hace un par de meses. Después de retomar el Pleur y llevar todas las tomas, casi sin olvidar ninguna, la psiquiatra le ha dicho que la ve bien. No ha tenido ninguna recaída desde Abril donde se le veía un poco rara y cabe aclarar que tampoco fue tan grave. Esta vez a la cita no he podido acompañarla.

No le ha modificado la dosis ni la medicación, sigue con Plenur (Valproato de litio) y Valium y/o escitalopram en caso de que lo llegue a necesitar en algún momento puntual. El Valium lo llega a tomar para dormir si ve que la noche anterior a tenido dificultades para conciliar el sueño o insomnio intermedio (a veces se despierta a las 5 de la mañana y no para de dar vueltas en la cama, algunos días ha decidido levantarse e irse al salón a ver algo de tv). Muy rara vez lo llega a tomar 2 o 3 noches seguidas.

Como veo yo a Nic

Desde que ha vuelto a tomar el Plenur (800mg)en Septiembre de 2016, y  los 4 meses que dejó de tomarla el estado de ánimo de Nic ha estado bastante estable. Tiene sus días buenos y malos, como los puedo tener yo o cualquiera. La enfermedad ha dejado de estar presente durante todo este tiempo, ha dejado de “pre-ocuparnos”, no nos olvidamos de ella, seguimos manteniendo todas las rutinas y hábitos para evitar invocarla.

Estoy contento de que la gran cantidad de medicación y altas dosis que ingeria hace 3 o 4 años han disminuido. De tomar Topamax, Seroquel, escitalopram, a ahora tomar sólo 800mg de Plenur (que por lo visto es lo mínimo), ayudará a que en un futuro no padezca otras dolencias (espero) de los riñones o el hígado. Ahora fuma, poco, menos de 4 cigarrillos al día, pero fuma. Pero le ayuda a disminuir los efectos secundarios de la medicación, y de momento ese vicio no es algo de que preocuparse.

2 opiniones en “Cita psiquiatra 27 Diciembre 2016”

  1. Hola adrian, acabo de encontrarlos y ya me daré el tiempo de leerlos completos, mi problema es que tengo miedo a la medicación y a veces la dejo de tomar por algunos fiad, no tengo un cuidador porque no he tenido el valor de sentarme y hablar con mi esposo de la enfermedad, consecuencias, cosas que he hecho y que o no las sabe o prefiere fingir que no las sabe, y aunque mi familia es muy unida no tengo la confianza de hablar con ellos sobre la bipolaridad, cuando supieron que acudí a un siquiatra pegaron el grito en el cielo, para ellos esto está en mis manos y yo tengo el control no hay o la forma de hacerlos entender mi situación, me da un poco de paz el
    Encontrar blogs como el tuyo gracias

    1. Hola Jara, gracias por escribir
      No creo que debas tener miedo. Algo muy importante y que Nic hace siempre es leer los prospectos, informarse, escribir luego los efectos secundarios que le causan y ver las resultados. Si los pones en una balanza puedes comentarlo con tu psiquiatra y el decidirá si es la mejor medicación. Muchas veces es ensayo y error con la medicación y las dosis. Siempre con conocimiento de causa y justificado. Creo que los psiquiatras toman más en cuenta las opiniones de quienes se toman el tratamiento muy en serio, quienes siguen las pautas, sus recomendaciones, y como se dan cuenta de que tienes toda esa información van confiando más en ti y dan un poco de manga ancha con los ajustes y modificaciones.

      Algo muy importante en la vida de una persona con Trastorno Bipolar es encontrar a un cuidador. Alguien que esté ahí cuando más lo necesites, en nuestro caso, nuestros parejas. Son quienes nos conocen mejor y están a nuestro lado. Debe sincerarte y hablar con él, el tendrá su proceso para ser cuidador, que entiendo que ya lo es puesto que vivís juntos. Pero dejando las cosas claras, no sobre-entendidas. Estoy preparando una pequeña guía para los cuidadores, porque muchas veces no se habla del tema, parece todo centrado en el paciente pero no e esas personas que estamos ahí a lado vuestro (ni delante, ni detrás). Con al familia pasa igual, es un proceso de asimilación, de aceptación, tampoco los puedes culpar, ni culparte a ti por supuesto. Pero a cada persona le cuesta entender estos retos de la vida de diferente manera y tiempo.

      Un saludo
      Adrián

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *