Nueva Psiquiatra – Abril 2017

La cita periódica de Nic al psiquiatra ha traído una gran sorpresa: Psiquiatra nuevo. No ha habido “feeling” entre Profesional y Paciente + Familiar

Nos han asignado a un otra Psiquiatra

Hoy ha sido la cita de Nic con la psiquiatra. La primera después del episodio del Jueves Lardero. Quería acompañarla para saber que le contaba a la psiquiatra, que cambios en la medicación tendría y cómo habían salido los análisis que se había hecho.

La cita era a las 13:20 y como ya es costumbre llevaban algo de retraso y pasábamos un poco más tarde de la 13:30. No recuerdo exactamente a que hora, pero salimos a las 14:00.

Cuando nos llamaron para entrar, la primera sorpresa en la cara.

¡No estaba la psiquiatra habitual!

Lo primero que me paso por la cabeza fue: ¡Vacaciones!,

lo segundo: ¡Se ha tenido que ir pronto!

Pero no, por cuestiones internas de los servicios de salud, suelen cambiar a los psiquiatras cada X tiempo y ahora la psiquiatra con la que tantos años llevábamos estaba en otro hospital, en la misma ciudad, pero que no nos corresponde.

Mi sensación fue enseguida de: ¿Y ahora?

¿Debemos comenzar de cero a explicar todo a esta persona?

Desde el inicio no me sentí cómodo, y Nic tampoco. Le cambió la cara totalmente cuando comenzó a hacerle la entrevista. Básicamente las preguntas que le hacía eran cerradas

– ¿Estas bien?

– ¿Te encuentras mejor?

– ¿No te pasan por la cabeza ideas raras?

– ¿El trabajo bien?

– ¿En casa todo bien?

Es como cuando te pregunta alguien ¿que tal todo?, la respuesta esperada y que se dan el 95% de las veces es “Si, todo bien“. Porque es una pregunta que no te hace una persona cercana a ti. Refleja cierta distancia, que no has hablado o estado con ella en un tiempo. No es una pregunta que refleje confianza. A una pregunta obligada y damos una respuesta estándar.

No hubo “feeling”

Además percibimos cierta condescendencia, cierto halo de trato materno, de sobreprotección en el tono, en las palabras que usaba. Eso personalmente no me gustó nada, no sentí ningún “feeling”, ninguna simpatía. Se quedó todo muy frío, es cuando cobra sentido la frase “romper el hielo”. En esta entrevista no se rompió.

Sé que es difícil poder estar con el mismo médico años, pero creo que es lo ideal si el médico y el paciente tienen buena sinergia. Si el paciente escucha al médico, hace caso a sus instrucciones y se ha mantenido estable en el tiempo no veo necesidad de cambiar.

Como dicen la primera impresión no se olvida, en este caso y después de esa primera entrevista veo complicado que la relación mejore. Si Nic no está cómoda, no confiará en la psiquiatra y si no confía no le contará lo que pasa por su cabeza, dejará de ir y se perderán parte de los progresos y del seguimiento.

No dudamos en ningún momento de su profesionalidad y sus conocimientos, pero en una enfermedad como el Trastorno Bipolar, se debe ganar la confianza y haber entendimiento. De otra manera el paciente no se “abre”.

Lo único que nos queda ahora misma es intentar cambiar de psiquiatra, ojalá sea la misma, pero en el peor de los casos otra persona con las que hayan esas “buenas sensaciones”.

3 Abril 2017

1 opinión en “Nueva Psiquiatra – Abril 2017”

  1. Entiendo perfectamente esta situación y tienes toda la razón, si uno como paciente siente que no hay feeling con el Psiquiatra, la cosa no funciona ni progresa, resulta uno sintiéndose incomodo, incomprendido y un tanto perdido. De corazón les deseo que puedan regresar con la anterior o que encuentre a alguien mas con quien Nic pueda hacer click.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *