Cuando la medicación no es eficaz

Después de mes y medio tomando Topamax, no vemos mejoras, los efectos secundarios afectan al estado de ánimo, la libido y los dolores de cabeza siguen.

Dejando el Topiramato

Después de 1 mes y medio de estar tomando 25mg de Topiramato, recetado por la psiquiatra para los continuos dolores de cabeza Nic, ha decidido dejar de tomarlo.

Le insistí en que antes hablara con la psiquiatra, que le llamara para comentarle que los dolores de cabeza no cesaban, comenzaba a deprimirse, y su libido continuaba por los suelos, pero por una razón u otra no la llamó. Lo dejó de tomar a mediados de julio, un jueves (el 13 quizá).

Esos 3 motivos fueron suficientes para saber que la medicación que tomaba no compensaba la razón por la cual comenzó a tomarla. Con el Litio y el Escitalopram venía bastante bien, después de su último episodio depresivo en Febrero. Pasada una semana y media ya se le comenzaba a notar mejoría.

Cuando la medicación no es eficaz
Cuando la medicación no es eficaz

La mejoría al dejar la medicación

Mejoró su ánimo

Ya no se le veía esa mirada triste y apagada. Esa mirada que te dice que está más en sus pensamientos internos que disfrutando del momento, que le da vueltas una y otra vez a lo mismo, preocupada. Un día tendré que hacer un vídeo a partir de fotografías diarias de sus ojos, que de sólo mirarlos podría decir si está de bajón o no.

Es cierto sobre lo que dicen que los ojos son la ventana del alma, hay días que se puede leer la tristeza en ellos, aunque pretenda sonreír, el conjunto de expresiones faciales se nota falso, no lo puede mantener en el tiempo, no puede reírse a carcajadas.

Nic comienza a hablar más, no se aisla, sus compañeros de trabajo han dejado de preguntar si le ocurría algo, se puede tener una conversación con ella, deja de contestar con un si o un no.

Los dolores de cabeza siguen

Aunque los dolores de cabeza siguen, de momento son menos intensos, ha tenido que tomar una que otra aspirina. Para aliviarlos tenemos una esperanza: hace poco visitamos una óptica, Nic se gradúo la vista, y aunque no necesita gafas de uso diario, como yo. Si las necesitaría cuando usa el ordenador, o sea, durante toda su jornada laboral.

La optometrista comentó que puede ser una de las razones por las cuales le duela la cabeza. Así que hemos decidido que las tenga, se las entregarán en breves y probar, sin Topamax, si realmente puede ser una solución a esos dolores.

Tengo que esperanza que así evitaremos que le receten otro medicamento o disminuya su consumo de aspirinas para combatir esos dolores.

Los dolores de cabeza
Cuando la medicación no es eficaz – Los dolores de cabeza

Recupera la libido

Nosotros esperábamos que con los días, con las semanas mejor dicho, su deseo sexual se manifestara en algún momento, que los niveles volvieran a la normalidad, pero tomando el Topamax ha sido imposible.

Nos distanciamos muchísimo, prácticamente nos dejamos de tocar. La terapeuta nos comentó que ahora teníamos que aprender a jugar con ese otro factor, el efecto secundario de baja libido.

Lo intentamos pero ya la suma de 3 medicamentos en contra es complicado llevar una vida sexual normal. Pasadas un par de semanas Nic “despertó” y parece que nuestra vida sexual vuelve a nosotros.

Soy de la idea de que una vida sexual satisfactoria une más a la pareja y permite solucionar conflictos, pero cuando ésta es nula es la causante de la mayoría de las peleas y/o discusiones aunque no se manifieste explícitamente.

Estos 3 son motivos suficientes para dejar una medicación que era “de prueba” para quitar los dolores de cabeza, no logró su función y estaba causando más estragos que beneficios.

En la siguiente cita se lo tendrá que comentar a ver que otra opción nos da la psiquiatra. Una vez que sepamos que tal le ha ido con las gafas nuevas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *