Cita con la psiquiatra 19 marzo 2010. Listado

Mañana nos toca cita con la psiquiatra, como lo sospeché no ha preparado nada y tampoco ha registrado su estados de ánimo, efectos secundarios o cualquier otro dato relevante para llevarle. Me ha dicho que la medicina siente que no le está haciendo el efecto correcto, hay días que está irritable, otros días siente malestar estomacal, diarrea, pequeñas y cortas crisis de depresión y angustia, normalmente duran un sólo día. También me han dicho sus compañeras de trabajo que habla rápido, no estoy seguro si siempre o sólo ese día que hablamos. Le afectan ciertos sucesos más de lo que deberían, por ejemplo el sábado pasado quedo con sus amigas del trabajo para tomar algo pro la noche, ella etuvo puntual y después de 45 minutos regresó a casa, bastante desanimada porque ninguna había llegado a la cita, siento que estuvo algo sobre-exagerado y no era para tanto. También veo que duerme mucho, esta durmiendo entre 9 y 10 horas diarias, generalmente sin siesta, per le cuesta muchísimo levantarse antes de las diez de la mañana, sin importar si se acuesta a las 12 o a la 1. Hemos dejado de hacer ejercicio estos últimos 10 días, generalmente íbamos a caminar durante 1 hora, pero ahora duerme más y no nos da tiempo. Las labores del hogar las realiza hasta ahora como debe ser, nada ha cambiado, no ha olvidado el medicamente más de 3 días en los útimos 2 meses. Se ha hecho el examen de sangre para esta cita y verificar que los niveles del medicamento sean los adecuados. Se ha venido tomando en el último mes el antidepresivo lo cual ha mejorado bastante el ánimo en comparación cuando sólo tomaba el Depakine Chrono. No he detectado o ha habido crisis o episodios hipomaníacos, o bien probablemente han sido muy pero muy leves. El trabajo hasta ahora va bien, ha superado la primera ronda de despidos después del periodo de prueba y por lo que me cuenta ha avanzado bastante en las tareas que le encomiendan. La veo y se siente distraída, en días aislados no puede concentrarse y le cuesta trabajo hacer memoria o bien se le olvidan las cosas. Ha tenido menos pesadillas, digamos que sólo 1 día a la semana. Por lo que me dice se despierta menos en la noche, únicamente al baño y una sola vez y puede conciliar el sueño. Salvo una o dos ocasiones que ya deben tener más de 2 semanas. Su termostato com siempre no va bien, aunque en los útimos días la he visto que sufre de maś calores, esta terminando el invierno, pero la temperatura no ha subido tanto como para que se sienta acalorada a los 5 minutos de caminar.

Matrimonio Funcional. Intercambio de tareas

Este año cumplimos dos años de casados y 3 viviendo juntos, al día de hoy nuestra relación funciona bastante bien, el Trastorno Bipolar pienso que nos ha ayudado a estar más unidos. Si nos ha ayudado, nos acerca más, nos hace más sinceros y nos exije tener hábitos saludables lo cual para nosotros esta bien. Creo que la clave de que nuestra relación sea verdaderamente equilibrada es que podemos intercambiar tareas, las tareas o responsabilidades del hogar. Algo tan sencillo como lavar los trastos, hacer la cama, hacer la comida puede resultar monótono para una sóla persona. Sin embargo, en nuestro caso los dos llevamos esa responsabilidad, si un día a ella le apetece algo para comer lo hace, si tengo mucha hambre y tengo un antojo preparo yo la cena. Mientras yo preparo ella lava los trastes o limpia la cocina, de esta manera los dos hacemos algo al mismo tiempo y nos permite sincronizar las tareas. También se ha hecho hábito, es difícil que sólo uno prepare la comida o lave los trastos y que el otro no haga nada, lo cual nos da una sensación de igualdad ya que el mantenimiento de la casa esta razonablemente equilibrado. Sé que cuando llega alguno de esos días, yo puedo preparara la comida evitando que se angustie, lo que ocurrió el viernes pasado. Tuvo una pequeña crisis de angustia y le costó muchísimo trabajo decidirse que es lo que comeríamos, como la vi sentada e ida en sus pensamientos, yo preparé algo sencillo. Al final ella sintió una alivio porque no recaía sólo en ella esa responsabilidad, lo que me hizo notar y evitar que la crisis fuera peor.

¿Cuando no es un pródromo?

Los pródromos son los malestares que preceden a una enfermedad (tomado de la Real Academia de la Legua) , cuando mi mujer presenta dos o más pródromos en una semana o en un mismo día es cuando mi alarma salta y me indica que algo no va bien.

No es fácil identificarlos, lleva un proceso de observación que puede durar toda la vida. Ella por ejemplo comienza a tomar más siestas, se pone irritable, habla menos o de mirarme cuando habla, le comienza a costar trabajo tomar decisiones, está ausente, pierde la noción del tiempo, la música le irrita, deja de hacer labores domésticas, tiene poca concentración, al salir por la calle mira menos escaparates.

Son pequeños a veces impercetibles cambios en la conducta diaria que nos pueden prevenir una crisis. Sin embargo no debemos estar “tan” alertas, sólo porque el día de hoy se irritó no significa que forzosamente se sentirá peor más tarde o mañana.

Hoy me hizo notar que estaba irritada, no dije nada y seguimos realizando nuestras actividades en silencio, prepararse para la comida y después el trabajo. Mientras tanto pensaba si había algún motivo para que estuviera irritada y me di cuenta que si lo había. El Depakine Chrono le crea malestar estomacal y diarreas ocasionales, hoy fue uno de esos días, además teníamos poco tiempo para comer y debía apresurarse para llegar a tiempo al trabajo. En este caso en particular si había un motivo para estar irritada, lo hemos hablado y ella estamos más seguros (y más tranquilos) sobre el tema. De cualquier manera mañana tendremos que salir a caminar o hacer algo. Mañana iremos a nuestra primera clase de fracés después de 6 meses de haberlo dejado.

Cosas que funcionan

Hablando con mi mujer en periodo de eutimia, realizamos una actividad recomandada en el libro Amar a un bipolar de FAST, JULIE A. y PRESTON, JOHN, (libro ampliamente recomendado para la pareja principalmente) en el cual debíamos realizar una lista de actividades que debemos hacer o tratar de hacer que sabemos de antemano que funcionan para prevenir un episodio de manía o de depresión. Comprendimos que a los primeros pródromos debemos tomar medidas preventivas y de esta lista podemos utilizar cualquiera:

Lista de cosas que funcionan

  • Cosas que funcionan para combatir la depresión
  • Salir a caminar en pareja
  • Salir a hacer ejercicio
  • Mantenerse ocupada para estar fuera de cama. Realizar labores sencillas como lavar los trastes, la ropa, ordenar el cuarto.
  • Dormir y despertarse a la misma hora.
  • Desayunar, comer y cenar a la misma hora.
  • Bañar, vestirse, peinarse y maquillarse.
  • Recordar tomar la medicación
  • Debemos cuidar la dieta, baja en grasa, más verduras y fruta.
  • Intercambiar masajes con aromaterapia.

Recordar que tiene trastorno bipolar y que se encuentra en un episodio de depresión.

De la misma manera existen cosas que en lugar de mejorar empeoran su estado de ánimo, de las que hemos identificado están:

Cosas que NO funcionan contra la depresión

  • Estar todo el día en cama,
  • Intentar dialogar
  • Dar frases de aliento o motivación
  • Tomar alcohol o drogas.

Depresión ¿dolor del alma?

Hoy mientras caminábamos mi pareja me agradeció por los episodios depresivos en los que le he ayudado a recuperarse. Hace poco más de 4 años que dejó de vivir con sus padres, después vivió sola y hemos vivido juntos desde entonces. Entendí que hay una gran diferencia, probablemente sea más común de lo que parece en familiares cercanos, en que hacer y que decir una vez que aceptas y reconoces este padecimiento. Sus padres al parecer aún están en esa etapa, en la que no terminan de aceptar que será para toda la vida, que sólo lo podemos tratar.

Las frases ¡Ánimo! ¡No estés triste! O ¡Piensa positivamente! En un episodio realmente no ayudan. Lo veo como si a una persona que tiene una lesión en el brazo y le causa dolor le digas ¡piensa que no te duele! O ¡es sólo un rasguño! Ese dolor “del alma” es como un dolor físico, es causado por cierto órgano por algún daño y generalmente el individuo no puede tratarlo “con el poder mental”. Se requiere hacer algo. Cuanto veo que se siente mal y recuerdo que no hay ningún motivo, sólo le pregunto ¿te sientes triste?, acordamos que siempre me diría la verdad (y generalmente no pueden mentir en ese estado) entonces sólo queda echar manos a la obra, podemos salir a caminar, hacer de comer o cualquier otra actividad que la distraiga. Recuerdo una vez que la vi triste y llorando sentada en el borde de la cama y le dije desde la puerta, – ¡Ven! Ayúdame a lavar la vajilla – se levantó fuimos hacia la cocina y mientras preparaba la merienda ella lavaba, sin decir una sola palabra, al terminar ella sóla reconoció que se sentía mejor y pudimos sentarnos a comer a gusto. Prevenimos el episodio y una llamada al psiquiatra.

A los familiares, la depresión o la manía son los padecimientos de la enfermedad, de la misma manera que no le decimos a un diabético ¡piensa en que tus niveles de azúcar son bajos! Tampoco le podemos decir a un enfermo de Trastorno Bipolar que piense positivamente o que se calme. No lo puede hacer. Hay que ocuparse y emprender actividades que funcionan. Es cuando uno tiene que sacar la lista de “cosas que funcionan” y hacerlo.