De vuelta a la familia, nuevas reglas

Nic ha llegado hace unos días, después de 10 días de vacaciones con su familia, ahora la familia ha vuelto a la “normalidad” con la salvedad de que ahora tenemos 2 perritas, en lugar de 1. Mientras Nic estuvo fuera, acordamos en pensar cosas que nos gustaría cambiar de la rutina y la vida en pareja que llevamos. No se habló más hasta hace un par de días, que salimos a caminar, para que me contará todo lo que pasó, y yo le contara lo mío. Realmente no hay muchas cosas que quiera yo que cambie, lo que si es importante es decirlo y saber decirlo. Cuando queremos influir en alguien hay que ser inteligentes y tener tacto para ello si queremos que se logre. Nos ha funcionado el salir a caminar y hablarlo por el camino, en primera estamos relajados, en segundo no estamos uno frente otro con la mirada fija. Eso facilita muchísimo el ser mas receptivo del mensaje.
Lo que ha pedido Nic es volver a repartir las tareas del hogar. Limpiar el baño, fregar, barrer, hacer la comida, pasear a las perras, etc. Yo estoy de acuerdo con ello. Y mas que una persona sea la responsable y este “obligada” a cumplir cabalmente la tarea, es asegurarse de que se haga. Yo dije que debíamos destinar un día y hora a la semana a hacer una limpieza general, por ejemplo los domingos por la mañana. Dedicar una hora a hacer todo lo que nos quedó pendiente por hacer en la semana y hacerlo los dos al mismo tiempo. Nada de que uno se queda dormido o viendo la tele mientras el otro lo hace todo. Ella hace el desayuno, yo lavo los trastes. Ella ordena el cuarto y yo barro. Ella limpia el baño, yo friego. Así es como lo hemos venido haciendo y nos funciona muy bien.

Otra cosa es la comida, debemos comer mejor. Comer en menor medida carne roja y más pescado y pollo. Más ensaladas. Solemos a veces relajarnos y comer mal, lo mas fácil y rápida para hacer o simplemente comer fuera. Requiere mucha organización, porque hay que planear los menús semanales (desayuno, comida, cena) para dos por 6 dias, ya el ultimo, lo que hacemos es utilizar lo que haya quedado. De la misma manera los menus son una referencia, dependerá del tiempo que tengamos y del antojo. Pero facilita mucho porque evita estar pensando en el momento que es lo que podríamos preparar.

Le he pedido también dividirnos las tareas de los perros, yo me comprometo a sacarlos por la mañana a pasear y darles de comer. Y a la hora de la comida regresar para sacarlos y estar con ellos. Por la tarde ella los sacará a pasear y jugará con ellos. Así puedo yo llegar y descansar. A menos que nos vayamos a correr o salgamos todos a dar un paseo.

Así todo queda repartido y funcionamos mejor como equipo en la organización de la casa. Creo que se pueden llegar a buenos acuerdos si se sabe negociar, y más en una relación a largo plazo.

¿Como es realmente mi mujer?

¿Como es realmente mi mujer? Conozco a Nic, sé lo que le gusta, aquello que odia, sus comidas preferidas, el tipo de música, lo que le da miedo, lo que odia que haga cuando nos enfadamos. ¿Pero que hay de sus hábitos?
Hasta ahora yo pensaba que Nic era una persona mas bien tranquila, menos activa que yo en cuanto a esfuerzos físicos y ejercicio se refiere. Desde que estamos juntos se ha inscrito 2 veces al gimnasio, 1 vez a nadar y a 2 carreras populares. Pensé que era de las que no se levantaría nunca un domingo temprano para sudar corriendo 5 km, que no conseguiría hacer ejercicios en casa sola durante mas de una semana. Pero me he equivocado, esta mas allá del la siesta de los sábados y domingos. Nic cuando se propone algo lo cumple o lo hace cumplir. Quiere comer mejor y todos en casa comemos mas ensalada, yoghurt y fruta. Nic, la Patxi y yo levantándolos a las 6:10 de la mañana para ir a correr. Por la tarde hace ejercicio con el Wii Fit de Nintendo media o una hora, dependiendo del tiempo.

La verdad es que a mi no me causa ningún problema esos cambios, lo único que suelo preguntarme es ¿como es ella realmente? O así somos todos que vamos cambiando según la estación del año, nos encontremos con una motivación, o cuado el trabajo nos afecta. Lo que si es verdad es que no son cambios radicales, así que no creo que sea un episodio, afortunadamente hace ya varios meses que lo llevamos bien, y yo estoy tranquilo y en el día a día solo pienso en que Nic toma medicación así como yo me pongo gotas en los ojos todas las noches. Ha dejado de se el centro de atención y hay semanas que ni sale en una sola conversación. Podemos hacer chistes y reírnos sobre el tema porque ya esta superado y asimilado, si fuera un tema “escabroso” creo yo que tendríamos mas problemas y seriamos mas susceptibles a caer.

Limpiar la casa nos hace sentir mejor

Solemos hacerlo de vez en cuando y a conciencia. Limpiar la casa a fondo. Aquellos recovecos donde normalmente no solemos limpiar, pero que usamos todos los días: los apagadores, las perillas de la estufa, el escurridor de platos, debajo del lavabo y lugares así. El domingo lunes pasado aprovechamos que fue festivo y desde las 10 de la mañana hasta las 3 de la tarde Nic y yo nos repartimos las tareas de limpiar la casa.

Cada uno tiene sus propias “manías”, yo cada cierto tiempo, necesito cambiar de lugar los muebles, la orientación de la cama, el sofá, la televisión, la mesa. En los últimos 2 años, hemos cambiado ya 3 veces de lugar el sofá y 2 veces la mesa del comedor y la cama. Me gusta porque me da la sensación de estar siempre en movimiento, en búsqueda de otras “vistas”, también porque así puedo limpiar mejor. Es curioso como cambia la rutina de ir a recostarse en el sofá, porque después de cierto tiempo, tanto Nic como yo, tenemos nuestro “espacio” y nuestro “lugar”, y al mover todo, cambia y hay que volver a acomodarse. Toma un par de días, pero al final te das cuenta de que nunca deja de ser tu espacio, de ser tu casa. Lo asemejo a lo que uno debe hacer cada cierto tiempo con su vida, volver a replantearse todo, y verlo desde otro punto de vista, buscando algo mejor.

Otra “manía” que tengo es organizar, ordenar y acomodar cajones, armarios, estantes, etc. y tirando lo que en ese momento creo que es basura. Es una limpieza a fondo, porque día tras día se van acumulando tickets, folletos, cajitas, envoltorios, revistas, papeles, que por el temor a su pérdida no echamos directamente a la basura.

A Nic le encanta limpiar a detalle, de manera muy minuciosa, se ha puesto a limpiar con un fibra metálica las baldosas del suelo, entre ellas que, como son blancas, las de la cocina suelen ensuciarse mucho mas, y fregar no es suficiente. También esta la ducha y la parte posterior de los sartenes, que suele estar sucio.

He de confesar que es cansado, terminas realmente agotado y difícilmente haces todo lo que te propusdiste en un principio hacer, pero nos hemos dado cuenta de que nos hace sentir mejor. Porque lo hacemos los dos y por el resultado, una ducha al final y listo. A disfrutar el resto del día.

Todos necesitamos hacernos de un pasatiempo

Trabajar y dormir ocupan una gran parte del día, en teoría sólo nos quedan 8 horas para hacer con ellas lo que queramos. De ese tiempo hay que descontar el tiempo que necesitamos para comer, transportarnos, ver la televisión, ducharnos y todo lo que implica arreglarnos.
Pero hay que tener cuidado si en eso se nos va la vida porque podríamos dejar de lado aquellas cosas que nos gustan, que nos divierten, distraen y desestresan. Muchos los llaman hobbies, otros pasatiempos y que llegan a apasionar a quien los practica.
Nic por ejemplo a temporadas le da por tejer, coser, bordar y cocinar elaborado. Puede invertir mucho tiempo y dinero en comprar y conseguir lo necesario para llevarlo a cabo.
Yo también he tenido algunos hobbies, la fotografía, manualidades, escalada en roca, aprender a bailar, teñir y desteñir camisetas, jugar al poker.

Entre Nic y yo hemos también este blog, armado de rompecabezas, andar en bicicleta, visitar museos, tener una mascota, jugar a la wii.
Aunque a mi me gustaría retomar o comenzar de cero, ¿entonces que falta? En primer lugar dinero, dependiendo de cada pasatiempo suele requerir una inversión inicial o periódica para mantenerlo, lo cual no siempre uno se lo puede permitir, habrá que ahorrar y mientras tanto esperar. Ahora también se necesita de tiempo generalmente sin la pareja, lo ideal sería tener los mismos pasatiempos o bien conjuntarlos, pero es más bien difícil.
También hay que diferenciar de aquellas actividades que podríamos definir como robatiempos, como la televisión y el internet. Más cuando los utilizamos sin un fin, solo para perder el tiempo, por costumbre o por que estamos “cansados”.
Yo lo tengo claro necesito dedicar mas tiempo a aquella batería eléctrica que me compré y practicar más, habrá que encontrar o hacer ratos para ello, aunque eso signifique alejarse de algunos robatiempos.